Ni ratas ni roedores son transmisores de rabia para el hombre

Contrario a la creencia popular, las ratas y roedores no son especies que transmiten la rabia al hombre por lo que no representan riesgo alguno para la salud humana en este ámbito.

A propósito del Día Mundial de la Rabia, que se conmemora el 28 de septiembre en todo el planeta, Fausto Reyes Delgado, Director Médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, refiere que la rabia es una enfermedad de transmisión viral y zoonótica, y que afecta a todos los mamíferos no acuáticos.

No obstante, contrario a lo que la gente piensa, ni ratas ni roedores transmiten la rabia al hombre; no así los perros y gatos que son los principales transmisores de rabia para la especie humana.

El especialista en atención veterinaria en perros y gatos recuerda que en animales hay dos tipos de rabia: uno conocido como rabia furiosa y otro conocido como rabia paralítica, y precisamente esta segunda es la que afecta a los roedores. “Cuando los roedores: ratas, ratones, ardillas, etc. contraen la rabia y ya presentan signos, quedan paralizados y no pueden morder; de hecho, la mayoría muere inmóvil en su madriguera”.

Del lado opuesto, los perros y los gatos son la principal amenaza de rabia para el hombre toda vez que son los animales mamíferos con los que más convive y son quienes presentan el tipo de rabia furiosa. Sin embargo –aclara Reyes Delgado- la rabia en México es una enfermedad prácticamente controlada en el ámbito urbano pues el último registro oficial que se tiene de esa enfermedad en el país data de hace unos 10 años y ello es resultado de las extensas y profundas campañas de vacunación que se han aplicado en el territorio mexicano.

En este contexto, el veterinario egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México subraya que la vacunación en mascotas es la manera más eficaz, económica y sencilla de mantener al margen a la rabia; “la vacunación oportuna es parte de la tenencia responsable de una mascota. En el caso de la rabia las vacunas deben aplicarse cada año y respetar su periodicidad. Es decir, si nuestra mascota es vacunada en diciembre, justamente todos los diciembres debe de renovarse su vacuna antirrábica porque además, por ley, las mascotas deben ser vacunadas contra la rabia una vez al año. En caso contrario, se está incumpliendo la ley y se está arriesgando la vida de la propia mascota y de los demás miembros de la familia”, enfatiza Fausto Reyes.

A nivel mundial, el 28 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Rabia. Se eligió esa fecha para conmemorar también el fallecimiento de Louis Pasteur, científico y químico responsable de la creación de la vacuna antirrábica, quien murió el 28 de septiembre de 1895.