Necesario, aprovechar el conocimiento científico y técnico que se genera en el país para lograr el bienestar de las poblaciones

Amparo Martínez, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), informó que el organismo a su cargo trabaja en diversos proyectos de mitigación y adaptación acordados con las comunidades rurales y urbanas, con el objetivo de crear bienestar y desarrollo de largo plazo para las poblaciones, considerando los posibles efectos locales, regionales y globales del cambio climático.

Señaló que el INECC, como instituto de investigación del Estado, se ha dedicado a generar e integrar conocimiento científico-técnico sobre estos dos aspectos del calentamiento global y sus impactos en México, pero también sobre temas como ecología, crecimiento verde, contaminación y salud ambiental, así como evaluación de políticas públicas en cambio climático para apoyar en la toma de decisiones que permitan a nuestro país una transición energética, alimentaria, productiva y ambiental con perspectiva de futuro.

Durante la cuarta videoconferencia de titulares del sector ambiental para dar seguimiento a los avances en la modalidad de trabajo en casa, encabezada por el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor M. Toledo, la titular del INECC destacó la importancia de que todos los organismos sigan laborando coordinados para fortalecer las políticas públicas ambientales, indispensables para superar consistentemente los momentos difíciles que vive el país y el planeta en general.

Acerca de las ventajas de la transversalidad, puso como ejemplo que durante el proceso de actualización del Catálogo Nacional de Sustancias Químicas,  elaborado por el INECC y que concentra todas las sustancias utilizadas  en el país por el sector público y privado en las más diversas actividades, se encontró que más del 85% de las aproximadamente 10 mil productos que se consumen son importados. De estos, más de 200 han sido prohibidos en otros países por diversos tratados internacionales por ser dañinos para la salud humana y el ambiente, y explicó que por la manera dispersa y desordenada en que se adquieren o reportan se dificulta su detección y control.

Lo anterior, señaló, es una oportunidad para fortalecer las políticas públicas de forma transversal en materia de regulación ambiental, junto con salud y economía, y en coordinación con la industria, a fin de privilegiar la seguridad y la salud de la población, de los ecosistemas y del entorno, favoreciendo las tecnologías, materias primas y prácticas productivas que nos conduzcan a un futuro sano y sustentable.

Otro aspecto importante que destacó Amparo Martínez son los estudios que realizan de manera coordinada el INECC, la Comisión Ambiental de la Megalópolis, la Comisión Nacional Forestal, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el Servicio Meteorológico Nacional, dependiente de la Comisión Nacional del Agua, para integrar la problemática de contaminación, salud ambiental y cambio climático, que también incluyen el comportamiento de los contaminantes durante la temporada de incendios forestales.

Hizo hincapié en el seguimiento que se da a la relación entre exposición a la contaminación atmosférica y mayor susceptibilidad a complicaciones de enfermedades como el Covid-19 en diversas poblaciones.

Comentó que en materia de adaptación se realizan estudios sobre alternativas productivas locales y regionales, y se ha incorporado la participación de instituciones académicas, gubernamentales y sociales de cada localidad para que conozcan su vulnerabilidad al cambio climático y se aboquen a desarrollar sus fortalezas. Asimismo, se atienden los compromisos internacionales de México en la materia, indicó.

Al respecto, Rodolfo Godínez, jefe de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales, reconoció que la cooperación con otros países se reducirá en los próximos meses por motivos de la pandemia. No obstante, coincidió con la directora del INECC en que se analiza la manera de dar atención especial a los convenios y a la creación de sinergias para no afectar los proyectos y la inserción de México en el ámbito internacional.

Durante la videoconferencia se abordaron otros temas relevantes como la gestión de residuos en los estados, normatividad ambiental y regulación de hidrocarburos.

Para finalizar, el Secretario Toledo Manzur reiteró la importancia que están retomando los temas ambientales en momentos de crisis sanitaria, y reiteró el llamado a su equipo de trabajo de impulsar de manera coordinada las actividades del sector como alternativa real para bien del país, tanto en el aspecto ambiental, económico, social y cultural.