Necesaria la modernización del sector energético y la transición a energías limpias y renovables: Ángel Ávila Romero

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero consideró que uno de los errores más grandes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es la negativa a modernizar su discurso y sus propuestas, así como su terquedad de querer imponer ideas retrógradas del siglo pasado, sobre todo, en el rescate a PEMEX y la CFE “como palanca de desarrollo”.

Por ello, el dirigente nacional se pronunció por la modernización y transición del sector energético, además de la utilización de energías limpias y renovables para concretar la reactivación económica nacional.

En ese sentido, insistió que para este instituto político resulta fundamental el llamado de la Alianza Federalista para apuntalar las energías limpias como política pública a fin de que se logre la mejora económica que tanto requiere el país que también traerá consigo beneficios ambientales y de salud para las y los mexicanos.

“Estamos hablando que se impulsaría una economía verde con generación de empleos y atracción de inversión privada nacional y extranjera”, expresó.

Ávila Romero reiteró por tanto que la administración federal debe dejar de tirar miles de millones de dólares para la construcción de la Refinería Dos Bocas, incluso, comentó que la refinería de la India en la que la titular de la Secretaría de Energía tomó como ejemplo para la nueva refinería en México, hoy se encuentra en un proceso de reconversión pues ya no es rentable refinar petróleo derivado de la poca demanda de combustibles fósiles a nivel mundial.

Sostuvo que la modernización de las seis refinerías existentes se debe centrar específicamente en la reconversión de éstas para dar paso a la transición energética.

“Hoy por hoy se debe entender que la llamada soberanía energética es un eufemismo pues en un mundo global ningún país debe cerrar su economía y empecinarse en producir para sí mismo o dejar de comprar en otros lugares si los costos son menores”, apuntó.

También señaló que las pésimas decisiones tomadas por la Secretaria de Energía, Rocío Nahle y el Director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, han sido impuestas por fundamentos ideológicos y no técnicos. “Es evidente que sus propuestas no se basan en la seguridad energética, ni en el futuro del sector, ni en los consumidores, ni en el medio ambiente y la salud”.

Ante este escenario, indicó que en las políticas implementadas es evidente que no se han beneficiado las finanzas de la población, por el contrario, se está afectando cada día más a los sectores más vulnerables. “Al final las y los mexicanos somos los que pagamos por los caprichos caros, inviables y ecocidas de la actual administración”, concluyó.