Mujer en trabajo de parto que se encontraba sola en casa fue asistida por operadores de la Línea de Emergencia 9-1-1

Estatal

GUADALAJARA, Jal.- Una mujer embarazada que se encontraba sola en su domicilio, acompañada únicamente por sus hijos menores de edad entró en labor de parto.

Al no tener a una persona adulta que le brindara ayuda, ella decidió marcar a la Línea de Emergencias 9-1-1 de Escudo Urbano C5 para solicitar atención médica.

Un operador de la Línea de Emergencias atendió la llamada, quien solicitó a la mujer la ubicación para enviar los servicios de salud, sin embargo, a ella se le dificultó brindar la información debido a la situación en la que se encontraba, por la que el operador utilizó técnicas de ubicación, con preguntas de puntos de referencia.

Durante la llamada, el operador de la Línea de Emergencia 9-1-1 se convirtió en un acompañante para brindar tranquilidad y dar instrucciones a la mujer que estaba a punto de convertirse en madre de nueva cuenta al interior de su casa.

“Ya salió todo el bebé”, dijo la madre durante la llamada y al fondo se escuchaba el llanto de la niña. El nacimiento se registró a la 22:11 horas y se continuaron con indicaciones vía telefónica mientras se esperaba la llegada de los servicios médicos.

“No le vaya a cortar el cordón umbilical… hay que limpiarle su naricita y colóquela en su pecho, hay que cubrir al niño”.

El servicio telefónico se brindó por parte del operador y un supervisor también intervino para dar continuidad, con el objetivo de dar más indicaciones a la madre y se preguntó sobre el estado de salud de ella y la niña recién nacida.

“No le vamos a colgar hasta que llegue una unidad… ¿Sigue usted semisentada? Porque es importante para evitar cualquier sangrado. La beba es una heroína y tú también por haberla tenido tú solita y es una enorme bendición lo que está pasando”.

“¿Alguien que crees que te pueda dar la mano y que esté a minutos ahí contigo? Nadie, bueno no te preocupes, esa persona que te va a acompañar en todo momento somos mi compañero y yo, y los paramédicos que están en Escudo Urbano C5, no te preocupes, estamos para servirte”.

Posteriormente, al domicilio llegó personal de los Servicios Médicos del municipio de Tonalá. Uno de los paramédicos tomó la llamada ante el 9-1-1 e informó a los operadores que el estado de salud de la recién nacida era estable, de acuerdo con la prueba Apgar, examen clínico que valora la vitalidad del recién nacido los primeros minutos de vida.

Las y los operadores de Emergencia son capacitados con el objetivo de que el personal integre nuevas habilidades y conocimientos en su labor de recepción de llamadas de emergencia, que le permita brindar un servicio cálido, eficiente, ágil, sensible e integral.

Entre el contenido desarrollado en su preparación están los temas: Primera ayuda psicológica, manejo de llamadas difíciles, voz y manejo emocional y Primeros Auxilios. Además, reciben instrucciones para asistir en casos de partos, atragantamientos, personas electrocutadas y otras.