Lo que denunciamos en nuestra acción de inconstitucionalidad, hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo ratifica con todas sus letras: la Ley Bonilla es un gran fraude a la Constitución y al sistema democrático.Entre los argumentos que la Suprema Corte tomó en cuenta, están 5 de los denunciados por Movimiento Ciudadano: se violó el principio de certeza electoral, de legalidad y de no retroactividad; se transgredieron las bases del sistema electoral y el principio de no reelección.

La Suprema Corte está siendo concluyente: “no se puede minar la democracia con las herramientas de la democracia”, eso es un fraude a la ley y a la Constitución, un fraude a la voluntad de los ciudadanos.

Desde Movimiento Ciudadano reconocemos la firmeza de las y los 11 ministros que votaron

por unanimidad de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que hoy ganara la

democracia en México.