El senador Clemente Castañeda se comprometió a trabajar con organizaciones civiles, académicos, activistas y víctimas de la violencia en la construcción de las herramientas de justicia transicional.
“Los instrumentos de la justicia transicional para garantizar el derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación del daño y a la no repetición, no existe en México, estamos prácticamente en pañales. Estamos tratando de enfrentar una realidad complicada, desgarradora y que nos rebaza todos los días, sin instrumentos”.El Estado mexicano no tiene las herramientas necesarias de justicia transicional para garantizar el derecho a la verdad, la justicia, la reparación del daño y la no repetición, dicho con otras palabras, tenemos un balde de agua para apagar un incendio, lamentó el senador Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano.
En el segundo taller sobre seguridad del Consejo Consultivo Ciudadano “Pensando en México”, donde participaron representantes de la familia LeBarón y organizaciones civiles, Castañeda se comprometió a que los Senadores de Movimiento Ciudadano abrirán las puertas del Senado de la República para construir junto con víctimas, activistas, académicos y sociedad civil organizada, el andamiaje legal de estas políticas de justicia transicional.
“Lo primero que vamos a hacer es abrir las puertas del Senado y ponernos a trabajar intensamente en todas esas herramientas de justicia transicional, porque si no, lo más lamentable de este asunto es que después va a venir otra historia de violencia como la que sufrió la familia LeBarón, luego otra, y vamos a estar aquí sentados, llorando, abrazándonos y consolándonos, pero sin dejar un futuro a nuestras familias”, dijo Castañeda, vicecoordinador del Grupo Parlamentario.
“Hay ciertas cosas a las que no podemos renunciar, quizá el elemento central al que no podemos renunciar en toda esta batalla es el derecho a la memoria”, sostuvo Castañeda.
El presidente de la Comisión de Anticorrupción del Senado de la República, expresó su respaldo y acompañamiento a la lucha de miles de víctimas de la violencia, quienes marcharon hasta la semana pasada hasta Palacio Nacional, y lamentó que el Gobierno federal cerrara les cerrara las puertas.
El presidente del Consejo Consultivo, Salomón Chertorivski resaltó que los trabajos que se han venido realizado son para ofrecer un diagnóstico actualizado a la opinión pública, al Congreso y al gobierno de México, teniendo como finalidad reunir esfuerzos en la búsqueda de la paz y la seguridad de los mexicanos.
“En materia de construcción de paz ya tenemos una trayectoria de trabajo, pero los sucesos de las últimas semanas y sobre todo la marcha que encabezó (el poeta Javier) Sicilia y la familia LeBarón, y la respuesta al llegar al Zócalo, nos lleva a combinar la racionalidad y la complejidad con la que debemos de atender este tema en el país, con el sentimiento que debería de provocarnos a todos, que es la empatía y la solidaridad pero que se ha visto envuelto en la infamia”, dijo Chertorivski.
“Es obligación de todos en la construcción de una mejor política. No podemos permitir que los hechos más dolorosos de nuestro país, no resalte la solidaridad y en vez de eso recibamos reacciones groseras”.
En su participación, Julián LeBarón subrayó que “necesitamos superar las diferencias políticas, necesitamos de unidad, la reconciliación y aceptar la responsabilidad de cuidarnos unos a otros y, sobre todo, evitar el abuso del poder”; mientras que Adrián LeBarón destacó que en México es muy complicado denunciar porque el crimen organizado tiene secuestradas a las autoridades locales.
Fernando Escalante, especialista en temas de seguridad, sostuvo que no existe una definición de política de seguridad y, “aunque se ha anunciado un paradigma distinto, no se ha explicado por qué es diferente en términos concretos.”