Movilidad, reconstrucción, vivienda y presupuesto, principales cuestionamientos al titular de la Sedatu

Política

Diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT y MC, en una primera ronda de preguntas-respuestas-réplica, cuestionaron al titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Guillermo Meyer Falcón, sobre movilidad, seguridad vial, reconstrucción, vivienda y presupuesto.

La seguridad vial requiere dinero

Al iniciar los cuestionamientos, el diputado Salomón Chertorivski Woldenberg (MC) expresó su interés por conocer el avance del ejercicio presupuestal de 2022 y qué pide para 2023. Si bien gran parte del gasto del próximo año está destinado al centro y sur del país, qué pasará con los recursos a las grandes urbes en el norte del territorio en materia de movilidad.

Estimó que no se ha invertido lo necesario en asegurar la movilidad y seguridad vial. Se necesitan recursos y presupuesto, ya que son fundamentales para la infraestructura urbana, calles, cruces seguros, carreteras, pesaje de camiones y dobles remolques. “La seguridad vial del país requiere dinero”.

Apoyos para la reconstrucción

Del PT, el diputado Jorge Armando Ortiz Rodríguez señaló que Sedatu forja condiciones de desarrollo justas e incluyentes en vivienda, desarrollo urbano, ordenamiento territorial y reconstrucción. Preguntó sobre los subsidios a la vivienda social y los apoyos para la reconstrucción de zonas afectadas por huracanes en Nayarit.

La diputada María de Jesús Rosete Sánchez (PT) aplaudió que la dependencia trabaje en apoyo de los que menos tienen; sin embargo, pidió que intervenga para atender a los afectados por los sismos en Tlatelolco, así como respaldar a cientos de familias de la Ciudad de México que esperan ser atendidas.

Garantizar pagos justos por vivienda

El diputado Kevin Ángelo Aguilar Piña (PVEM) consideró importante conocer las acciones de los institutos de vivienda en el país, a fin de garantizar y salvaguardar el patrimonio de las y los mexicanos. Preguntó sobre el número de créditos hipotecarios liquidados, el avance de la cartera vencida y las acciones para adquisición de una vivienda por parte de jóvenes y grupos vulnerables.

Garantizar el patrimonio familiar de los trabajadores, dijo, no puede representar, por ningún motivo, un factor que ponga en riesgo el ejercicio de otros derechos, por lo que resulta fundamental garantizar pagos justos por vivienda, sin que esto vulnere la viabilidad financiera de los institutos. “Nos queda claro que esta administración ha redoblado los esfuerzos para atender las necesidades en materia de vivienda”.

Falta presupuesto

Por el PRI, el diputado Alan Castellanos Ramírez pidió al titular de la Sedatu visitar entidades abandonadas, así como apoyar obras que beneficien a la población y no la construcción de seis estadios de béisbol. Hace falta presupuesto y “no es posible que para el ejercicio 2023 no se retome el Fondo Metropolitano”.

Desde plataforma digital, Óscar Gustavo Cárdenas Monroy, diputado del PRI, argumentó que la corresponsabilidad entre poderes se debe traducir en beneficios para la sociedad. Agregó que hay asuntos que van más allá de la voluntad política para impulsar proyectos; sin embargo, se requieren partidas presupuestales.

Rezago de vivienda

La diputada Carolina Beauregard Martínez (PAN) dijo que en México hay 14 millones de familias que no tienen recursos para comprar o construir una vivienda, mientras que el Programa Nacional de Vivienda tiene rezagos. Inquirió sobre las acciones para mitigar significativamente esta situación e incentivar a las inmobiliarias a construir casas de interés social.

Rocío Esmeralda Reza Gallegos, diputada del PAN, argumentó que la Ley de Movilidad y Seguridad Ciudadana requiere presupuesto para infraestructura y lograr la seguridad vial en los municipios. “La zona metropolitana más grande de México no tiene un plan de ordenamiento real. Se prefiere impulsar un Tren Maya y los ciudadanos no piden eso”.

Casas abandonadas

La diputada Martha Azucena Camacho Reynoso (Morena) solicitó información sobre los programas de la Sedatu a fin de fortalecer el derecho a la vivienda y las acciones para atender la problemática de las casas abandonas, ya que “existen alrededor de 650 mil viviendas en esa condición”.

Alma Delia Navarrete Rivera, diputada de Morena, destacó que la Sedatu dé prioridad a la obra pública centrada en el bienestar. “No se están dejando elefantes blancos; se completan obras. Es gratificante ver cómo las leyes aprobadas en la Cámara de Diputados se materializan”.

Respuestas del funcionario

Al responder, el titular de la Sedatu indicó que la Ley de Movilidad está en proceso de arrancar y que si bien el presupuesto es importante “no es el elemento central para tener los grandes cambios en materia de movilidad; es un trabajo político y técnico para actualizar los reglamentos y la coordinación de municipios y estados”.

Precisó que el acumulado de recursos invertidos en movilidad ascienden a 2 mil 500 millones de pesos, más de 330 avenidas y calles, 30 vialidades y 10 ciclovías. Agregó que sí se requieren recursos para los temas de movilidad, pero “si se sigue con la inercia de apoyar el auto particular no tiene mucho sentido”.

Destacó que en reconstrucción hay un avance de 97 por ciento, en vivienda 90 por ciento y se espera que el próximo año se llegue al ciento por ciento. La cartera vencida del Infonavit es de 17.9 por ciento y se ha mantenido estable desde que inició la actual administración.

También, añadió, se han emprendido diversas acciones para apoyar los créditos de las y los trabajadores. Aclaró que 50 por ciento de las obras de mejoramiento no son para los municipios de Morena; se ha triplicado la atención en las zonas metropolitanas y el beisbol es uno de los deportes que se apoyan.

Meyer Falcón detalló que fueron 650 mil viviendas abandonas en los sexenios pasados. “Se dedicaban a producir viviendas porque era negocio; ahí estaba la chuleta, producir vivienda a tres, cuatro horas, de los centros de trabajo”.

El rezago habitacional, afirmó, se atiende con mejorar la vivienda o la posibilidad de ampliarla. Con esos dos mecanismos se podría atender 80 por ciento el rezago habitacional; es el centro y sur del país donde se encuentra el mayor rezago. “No es producir vivienda por producir, sino atender las necesidades”.

Sugirió que la planeación se vea como el elemento que articula la vivienda, la movilidad y los equipamientos. “Hay que contemplar en los instrumentos qué se debe hacer, las densidades, los usos de suelo y entender que hay otras dinámicas que se vinculan a la planeación.