Principal Política Morena y CNDH guardan silencio cómplice ante agresiones contra migrantes: Héctor Yunes

Morena y CNDH guardan silencio cómplice ante agresiones contra migrantes: Héctor Yunes

128
Compartir

El diputado Héctor Yunes Landa (PRI), integrante de la Comisión de Asuntos Migratorios, afirmó que la bancada de Morena y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) “han ejercido un silencio cómplice frente a la violencia y graves violaciones de derechos cometidas por la Guardia Nacional en contra de migrantes centroamericanos”.

“Nos preocupa mucho que el régimen morenista es cada vez más parecido al Cuarto Reich alemán; se trata de una transformación fascista que no se escucha ni así mismo”, externó en un comunicado.

“Cuando la perra es brava hasta a los de la casa calla”, manifestó el legislador priista, en alusión al rechazo de la bancada de Morena para que uno de sus integrantes, diputado Porfirio Muñoz Ledo, expusiera frente a la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, un video con imágenes de violencia ejercida contra migrantes en la frontera sur.

“Muñoz Ledo sufrió en carne propia lo que ha sido la lógica de esta Legislatura federal: el monólogo teocrático de la 4T. Lo que me llama la atención es que el propio Porfirio se sienta lastimado por algo que él mismo construyó como Presidente del Congreso”, expresó.

Yunes Landa aseveró que Piedra Ibarra ha correspondido con creces a su nombramiento, acatando una orden del Presidente de la República: “que la CNDH no sea más una molestia para el Gobierno y que los derechos humanos se respeten sólo cuando al poder convengan”.

“Si algo debo reconocer en Morena es su profunda vocación democrática: han decidido censurarnos a todos, incluso a ellos mismos. Tienen un miedo incontrolable a la verdad”, agregó.

El diputado por Veracruz recordó que, en 2015, Morena exigía al gobierno federal garantías y facilidades de libre tránsito a los migrantes, rechazando cualquier acto de persecución.

“Hoy, cuatro años después, la CNDH ha permitido el uso de la fuerza excesiva del gobierno y se ha alineado a una política migratoria impuesta desde Estados Unidos; aceptaron el trato de carceleros y eso están haciendo”, lamentó.

Recordó que la CNDH “también se ha quedado muda frente al albazo legislativo que pretende dar el gobierno federal con las reformas al sistema de justicia. Han sido las voces de los organismos internacionales las que han advertido del ímpetu de control y censura que mueven a esas reformas”.

“La Presidenta de la CNDH no las conoce porque sabe que su tarea es defenderlas y rechazar cualquier demanda social, como lo ha hecho con la caravana de migrantes”, finalizó.