En estos momentos, en los que el mundo parece haberse detenido, el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM está más vigente y necesario que nunca, para superar momentos convulsos e inéditos y encontrar soluciones a las diversas necesidades generadas por el confinamiento y el distanciamiento social, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers.

Al encabezar la ceremonia virtual por el 90 aniversario de este Instituto señaló que la pandemia ha sacudido al mundo y transformado la manera en la cual nos relacionamos y socializamos; en ese contexto, celebrar a esta entidad universitaria implica reconocer una historia de logros, éxitos y fortalecer el futuro luminoso de su quehacer académico.

Ante el exrector e investigador emérito, Pablo González Casanova, Graue subrayó que el IIS es clave para todo el subsistema de investigación en ciencias sociales y humanidades, que tanta fuerza tiene y le ha dado gran prestigio internacional a la UNAM.
“Dentro de sus espacios han estado intelectuales de la talla de Alfonso Caso, Luis Chico Goerne, Vicente Lombardo Toledano, Narciso Bassols y Manuel Gamio, y desde luego el exrector don Pablo González Casanova”, expresó.

Desde su origen, el Instituto ha elaborado análisis y diagnósticos sobre la realidad social, política y cultural de México, de nuestra región y del mundo, y todo ello en un ambiente de libertad y respeto a la pluralidad, destacó Graue quien también felicitó a la comunidad académica por su pasión, compromiso y proponer soluciones para la mejor convivencia.

En su oportunidad González Casanova señaló que vivimos un momento de crisis, un cambio histórico que, lamentablemente, acentuará las desigualdades entre los seres humanos, y llamó a que el Instituto continúe con la realización de estudios multidisciplinarios a los que incorpore a lo social, aspectos ecológicos y ambientales.

Urgió a frenar la explotación de la tierra y recursos naturales, pues los problemas generados a causa de ello los padeceremos pobres y ricos. También consideró necesario que las universidades integren a las ciencias sociales con las de la naturaleza, con el fin de asegurar una mejor vida para la humanidad. Así, se pronunció a favor del humanismo revolucionario que lucha por la libertad, la democracia, la independencia y por la vida.

En tanto, la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia García, destacó que en estos 90 años de vida colectiva, intelectual, son cientos los académicos y miles los estudiantes que han pasado por el Instituto, beneficiándose de los saberes generados, de las miles de publicaciones, y análisis.

“Somos la suma de todo lo que hemos sido y seguiremos siendo; somos, generación tras generación, la expresión de esa herencia. Hay legado para el futuro porque hay tesoro y testamento, porque hay tradición”, expresó.

El director del IIS, Miguel Armando López Leyva, recordó que esta entidad académica fue creada el 11 de abril de 1930 con el objetivo de ser un centro de investigación científica de los grandes asuntos y problemas sociales del país, que es también uno de los propósitos de la UNAM.

El Instituto, agregó, fue el primero creado después de que la Universidad obtuvo su autonomía en 1929, con un carácter multidisciplinario, pues incluyó a la sociología, la demografía, la economía, las ciencias jurídicas y ciencias políticas en sus estudios.

En 2020 los temas de relevancia apuntan en varias direcciones demostrando la complejidad social: gobernanza y políticas públicas, desigualdades, cambio tecnológico, social y global; legalidades, espacio social y sustentabilidad.

A los investigadores del IIS, aseveró, les ha tocado explicar el movimiento del 68, analizar la génesis y desarrollo de los partidos políticos, al partido hegemónico que gobernó a México durante siete décadas; reflexionar sobre las dictaduras latinoamericanas de la década de los 70, así como su caída progresiva que dio paso a la democratización en los años 90.

Hoy, añadió, es una entidad académica madura, con una trayectoria en la que se vinculan las tradiciones de la sociología en sus diversas ramas con nuevos abordajes de la realidad y que dialogan con otras disciplinas de las ciencias sociales. “Esta es una de sus principales fortalezas: contemporizar lo existente con lo novedoso, lo que fuimos con lo que queremos ser”.

En la ceremonia estuvieron exdirectores del Instituto, integrantes y exintegrantes de la Junta de Gobierno de la UNAM, así como miembros de la comunidad del IIS.