Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México se despide del LAA y Ex Teresa Arte Actual

Cultura

A partir de un conjunto de piezas que lleva al visitante a considerar el pensamiento sonoro como eje de creación artística, el Laboratorio Arte Alameda (LAA) y Ex Teresa Arte Actual ofrecen Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México, muestra que concluirá su periodo de exhibición el próximo 31 de marzo.
Previo a la clausura, ambos recintos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura tienen organizadas diversas actividades paralelas. Dispositivos sonoros será la primera de ellas y tendrá lugar el miércoles 27 de marzo a partir de las 19:00 en el LAA. Se trata de un acto en vivo con obras performáticas de Marcela Armas, Gilberto Esparza, Iván Abreu, Daniel Lara y Taniel Morales.
En Ex Teresa, el viernes 29 de marzo a las 19:30 se llevará a cabo Live Cinema y arte sonoro, muestra inmersiva que da cuenta del trabajo de jóvenes creadores en torno a la exploración visual y sonora que se modifica y dialoga en tiempo real.
Al día siguiente a las 12:00 en el mismo espacio se realizará una intervención sonora al Pabellón fonográfico del arquitecto Mauricio Rocha. En la propuesta del artista Roberto de la Torre, titulada Vibración en descenso helicoidal, ciclistas descenderán de la estructura de tres niveles conforme a una partitura previamente escrita.
La exposición colectiva reúne la obra de más de 170 artistas de diferentes generaciones y momentos históricos, provenientes de distintas aproximaciones, formaciones y búsquedas para constatar cómo el sonido, además de las creaciones inherentes al arte sonoro, incide también en la producción de obra gráfica, escultórica, arquitectónica y lírica, entre otras.
En la muestra se puede apreciar, emplazado en la nave central de Ex Teresa, el Pabellón fonográfico, instalación inspirada en la forma coclear del oído humano. Con 17 estaciones de escucha, invita al encuentro con distintos tipos de sonidos como las arqueologías fonográficas —obras poco conocidas en la historia de la improvisación sonora en el país— y registros de perfomances de distintas épocas y autores.
En este espacio también se puede ver Resiliencia de Ana Paula Santana, conformada por dos vasijas de cerámica restauradas con la técnica japonesa kintsugi. Al acercar la palma de la mano, la pieza interactiva reproduce el sonido de su ruptura como metáfora del renacer. Los jarrones se presentan orgullosos con sus huellas y cicatrices, que ahora forman parte de ellos.
Otra obra que ahí se exhibe es Coro informal, instalación de Félix Blume y Daniel Godínez Nivón, propuesta visual y sonora compuesta de diez cajas de madera que aluden a las tradicionales cajas musicales que guardan pequeños objetos de valor. Cada una contiene la reproducción sonora de pregoneros ambulantes de la calle de Moneda en el Centro Histórico de la Ciudad de México, además de la representación gráfica o dibujo en tamaño postal, en la que se observa al vendedor y la partitura que registra su particular pregón.
Piezas en diversos soportes como dispositivos sonoros, partituras gráficas, instalaciones e intervenciones de sitio específico componen la exposición en el LAA. Olla de grillos y cigarras de Ariel Guzik presenta un aspecto contemplativo de la escultura que invita a concientizar los procesos sónicos de la naturaleza. Algo similar ocurre con Sonoluminimente del artista Arcángel Constantini, que explora los procesos de luz en una cavitación de agua.
Ubicada en la Sala E del recinto, la Sala de escucha exhibe composiciones fijas de música concreta a través de un sistema octofónico, las cuales aluden a los microsonidos de lo cotidiano, producciones sonoras a partir de algoritmos y tecnologías digitales, con una programación de más de 60 obras de compositores mexicanos de diferentes generaciones.
Estas son solo algunas de las piezas y actividades de la muestra Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México, que permanecerá en exhibición hasta el 31 de marzo en el LAA y Ex Teresa.