En el marco de la conmemoración del 110 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó la Conferencia Magistral “Mitos y realidades del 20 de Noviembre”, que dictó el Presidente de la Academia Mexicana de la Historia, Javier Garcíadiego Dantán.

El evento digital, que fue transmitido en vivo a través de diferentes plataformas de comunicación, fue organizado conjuntamente por Blanca Alcalá Ruíz y María Cristina García Cepeda, Secretarias de Asuntos Migratorios, y de Cultura, del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de este instituto político, respectivamente.

Sobre Javier Garcíadiego, Blanca Alcalá destacó que es el mejor historiador de la Revolución Mexicana y una de las mentes brillantes que tiene nuestro país. Al ofrecer una breve semblanza del conferencista, el Subsecretario de Cultura del CEN del PRI, Jaime Vázquez, resaltó que es un investigador y académico con una vasta obra.

En su exposición, Garcíadiego se congratuló de dirigirse a la comunidad migrante mexicana. Precisó que el movimiento revolucionario tuvo como origen el Plan de San Luis, que redactó Francisco I. Madero en San Antonio, Texas, “un extraordinario estratega político que no convocó a la Revolución, porque fue un enemigo de la violencia y la condenaba, sino que llamó a echar del poder a Porfirio Díaz”.

Aclaró que Madero no fue un “ingenuo”, sino un empresario agrícola que transitó a político, y las decisiones políticas que tomó no tuvieron relación con sus prácticas espiritistas.

Sobre Porfirio Díaz, opinó que “fue un admirable soldado de la República en contra de la invasión francesa”. En este contexto, señaló que “no hay político malo todo el tiempo o bueno permanente, son tiempos” y aseguró que “las revoluciones las hacen los inconformes y los que están hartos, no los más pobres”.

Ante la excelente acogida que nuestros connacionales dieron a la conferencia de Javier Garcíadiego, la Secretaria de Asuntos Migratorios, Blanca Alcalá, anunció que próximamente habrá una nueva participación del historiador.

Participaron liderazgos de migrantes mexicanos que residen en California, Chicago, Colorado, Texas y Carolina del Norte, en los Estados Unidos, y que son originarios de comunidades de Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.