Misión de Observación Electoral de la OEA en Colombia hace un llamado a la calma en etapa poselectoral

Internacional

La Misión Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Colombia observa con preocupación el aumento de tensión en la fase de escrutinio final en algunas localidades del país, a la vez que condena enérgicamente la quema de la alcaldía del municipio de San Calixto, Norte de Santander, los incidentes en Aipe, Huila, los casos como los de Manaure y Fonseca, en La Guajira, La Cruz en Nariño y Gachantivá en Boyacá, lugares en donde asonadas han afectado el proceso poselectoral de escrutinio.

Colombia cuenta con mecanismos institucionales para presentar las inconformidades y reclamaciones, a través de procedimientos legales, respetando los procesos establecidos por las autoridades competentes.

La Misión expresa que es fundamental que se les permita a las autoridades realizar su trabajo sin ataques, amenazas o intimidaciones. El respeto y garantía a su labor es fundamental para preservar la integridad del proceso electoral.

La Misión Electoral de la OEA toma nota y apoya los llamados de la Procuraduría y de la MOE Colombia a la paz. Pedimos a toda la ciudadanía y fuerzas políticas que actúen con responsabilidad para no empañar el proceso electoral que fue plural y democrático.