Close
Una manera distinta de leer...

Miracolo a Milano (Milagro en Milán), la resistencia del neorrealismo

En Miracolo a Milano (Milagro en Milán), Vittorio de Sica presenta la vida del bondadoso Toto, a quien habían encontrado en un huerto de repollos cuando era bebé. Este cuento neorrealista, fantástico y poético, que se alzó con la Palme d’or ex-aequo en 1951 en el 4.o Festival de Cannes, se presenta en versión restaurada en Cannes Classics.

El drama de la infancia miserable, el desempleo y la exclusión social. Vittorio de Sica, figura del cine italiano de las décadas de 1930 a 1970, fue uno de los principales defensores de la tendencia neorrealista en en los años cincuenta. Miracolo a Milano ( Milagro en Milán) pone en primer plano a los humildes, a los pobres de un barrio marginal de los suburbios de Milán.

El ingenuo Toto es tan imprudente, que cree en un mundo justo. De Sica evoca los años de la posguerra animado por el deseo de contribuir a la reconstrucción moral de la sociedad italiana. Cuando estaba en el punto álgido de su carrera artística, el cineasta dirigió, en colaboración con el guionista Cesare Zavattini, algunas de sus películas más famosas: Sciuscià (El limpiabotas), en 1946, Ladri di biciclette (Ladrón de biciletas), en 1948, Miracolo a Milano (Milagro en Milán) y Umberto D (1952); cuatro obras que forman parte del movimiento neorrealista. Si bien los personajes, que destacan por su autenticidad, son interpretados por actores aficionados, filmados en sets naturales, el trabajo preciso de construcción de la imagen nunca se deja de lado. Con Miracolo a Milano (Miracle in Milan), la colaboración con Zavattini está en su apogeo. Esta película, filmada en un terreno baldío de las afuera de Milán en el que se instalan las chabolas de los mendigos, suscita la necesidad de evadirse hacia un mundo imaginario.

Como una continuación de Miracolo a Milano (Milagro en Milán), la siguiente película de De Sica, Umberto D también representa, con particular austeridad, uno de los reflejos más claros de la desolación de la Italia de esa época.

 

Una presentación de la Cineteca di Bologna. Restaurada por Fondazione Cineteca di Bologna y Compass Film, en colaboración con Mediaset, Infinity TV, Artur Cohn,Variety Communications en el laboratorio L’Immagine Ritrovata. Digitalización en 4K y restauración digital a partir del negativo de cámara y un positivo marrón de época. Etalonaje supervisado por el director de fotografía Luca Bigazzi.
scroll to top