Principal Cultura México y Hungría firman acuerdo para la restauración de patrimonio mexicano afectado...

México y Hungría firman acuerdo para la restauración de patrimonio mexicano afectado por los sismos de 2017

115
Compartir

El gobierno de Hungría hará una donación al pueblo de México para apoyar en las labores de reconstrucción de su patrimonio cultural. Esta colaboración se formalizó este 9 de abril en el Palacio de Bellas Artes, mediante la firma del Acuerdo de Cooperación entre la Secretaría de Cultura de México y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Hungría, en materia de restauración y conservación de patrimonio cultural mexicano afectado por los sismos de 2017.

En el acto estuvieron presentes la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, y el Ministro de Asuntos Exteriores y de Comercio de Hungría, Sr. Péter Szijjártó. El recinto que corona la Alameda Central de la Ciudad de México fue expresamente seleccionado para el acto ya que es reflejo de otra colaboración mexicana-húngara, esto debido a la participación en el diseño del edificio del artista y arquitecto húngaro Géza Maróti.

El monto de la donación asciende a los 2 mil millones de florines húngaros, que equivalen aproximadamente a 135 millones de pesos mexicanos y a alrededor de 7 millones 145 mil 293 dólares.

Los inmuebles afectados que se beneficiarán de estos recursos son el Templo y Antiguo Convento de la Natividad, en Tepoztlán, Morelos, y el Templo del Sagrado Corazón de Jesús, ubicado en la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México.

Alejandra Frausto destacó que este acuerdo es uno de los primeros logros del Consejo de Diplomacia Cultural, y que se trata de un gesto de solidaridad de Hungría para colaborar ante la catástrofe que México vivió con los sismos de 2017 y que afectaron nuestro patrimonio cultural.

Aseguró que supone una oportunidad para diversificar los lazos y formas de cooperación entre ambas naciones, por lo que México da la bienvenida a la cultura húngara y que nuestro país mostrará su cultura en el corazón de Europa, donde se localiza Hungría.

Por su parte, Péter Szijjártó agradeció la hospitalidad de México, país separado de Hungría por una gran distancia geográfica pero que están unidos por la religión, la cristiandad y la fe.

Hungría, agregó, es un país orgulloso de sus raíces religiosas por lo que ofrece su ayuda a México, que es la segunda mayor comunidad católica del mundo y que ha sufrido tras los terremotos de 2017 con la destrucción de sus iglesias.

Szijjártó mencionó que en el caso del Templo del Sagrado Corazón de Jesús, éste tiene un vínculo especial con Hungría pues la comunidad húngara en México contribuyó en 1962 con el cambio de sus vitrales.

Ambos inmuebles fueron seleccionados por el gobierno de Hungría tras conversaciones con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y luego de una visita de campo realizada en el primer trimestre de 2018 en donde especialistas húngaros recorrieron varias zonas afectadas, ofrecieron asistencia técnica y evaluaron los daños de los terremotos.

El acuerdo firmado en presencia de funcionarios como Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Sergio Mayer y Susana Harp, presidentes de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados y de Senadores respectivamente; y Román Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, establece los términos de colaboración entre ambos países para llevar a cabo actividades y proyectos de cooperación en materia de restauración y conservación del patrimonio afectado.

Esta colaboración será tanto de tipo financiero como técnico, ya que también se contempla el envío de especialistas y el intercambio de buenas prácticas en materia de conservación, restauración o prevención del patrimonio.

Arturo Balandrano, director general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura, precisó que el Convento de la Natividad en Tepoztlán es de los primeros conventos franciscanos del siglo XVI, el cual sufrió severos daños que están valuados en 100 millones de pesos, mientras que el Templo del Sagrado Corazón de Jesús presenta afectaciones menores que ascienden a alrededor de 5 millones de pesos.

Los recursos aportados por el gobierno de Hungría, aclaró, servirán no solo para el proceso de restauración, sino para hacer mejoras en ambos templos y que forman parte de los 2 mil 340 inmuebles afectados por los sismos.