Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 son un evento de mucha competencia, de muchos preparativos previos. De mucho talento, creatividad y un presupuesto adicional y exclusivo para rubros como uniformes y diseño de los inmuebles, estos últimos, que ocuparán durante toda la duración de la máxima fiesta deportiva, las delegaciones participantes. 

El objetivo, arrasar con todas las medallas posibles. Y ese trabajo se debe ver reflejado desde el inicio y hasta el final de la justa deportiva. Colores, diseños, materiales y buen gusto deberán de ser la diferencia al interior y exterior de los inmuebles para admiración y aprobación visual de todos los visitantes.

Tema especial es el diseño de uniformes. Delegaciones hacen su mayor esfuerzo por lucir sus mejores galas y hasta llegan a contratar a los mejores diseñadores de la moda internacional. Hoy, cuando se lleva a cabo la Ceremonia de Inauguración, delegación por delegación desfilan por las principales avenidas, mostrando orgullosos sus detalles de identidad en las prendas y accesorios, en todas ellas.

Para esta ocasión, la Delegación Mexicana contó con el patrocino de High Life, empresa 100% mexicana y reconocida en el mundo de la moda, que después de poner a votación tres propuestas a la sociedad, se determinó la prenda denominada ‘Oaxaca’, que consiste en un traje azul marino, con flores bordadas de diversos colores en la solapa izquierda de los caballeros, mientras que las mujeres las llevarán en la solapa derecha.

El atuendo se complementa con una playera blanca y zapatos tenis de mismo color, así como una diadema cubierta de flores artificiales para las damas. Realmente elegante, cómodo para la ocasión y con detalles hechos a mano por artesanas mexicanas. Así, realizan el recorrido del desfile inaugural por el Estadio Nacional, sede de la fiesta de bienvenida para los atletas de los 204 países afiliados al Comité Olímpico Internacional (COI).

Para esta ocasión también, como una muestra de equidad de género promovido por el propio COI, los abanderados serán la golfista Gabriela López y el clavadista yucateco Rommel Pacheco Marrufo, quienes portan de manera conjunta nuestro lábaro patrio durante todo el recorrido del desfile.

Ambos encabezarán un grupo de alrededor de más de medio centenar de atletas de distintas disciplinas que ya se encuentra en Tokyo, la sede olímpica, previa a su participación y un total de seis oficiales, entre ellos Mario García de la Torre, Jefe de Misión.

Este, sin lugar a dudas, será el día más feliz para nuestros atletas, porque después de tanta incertidumbre debido a la pandemia del coronavirus, se verá reflejado su esfuerzo, trabajo y dedicación en los distintos escenarios olímpicos.

Artículo anteriorInicia el XXXIII Curso Anual “Fernando Contreras”, de la Sociedad de Gastroenterología del Estado de Guanajuato
Artículo siguienteForos de Consulta enriquecen la visión educativa en Guanajuato