El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Alfredo Femat Bañuelos (PT), sostuvo que México no debe permitir que se ratifique el tratado comercial entre México-Estados Unidos y Canadá (T-MEC), “vetando a China”.

Al presentar el libro “The renegotiation of NAFTA and China?”, en el marco de la primera edición de la Feria Internacional del Libro de la Cámara de Diputados, que se lleva a cabo del 23 al 25 de abril, sostuvo que México no puede continuar dependiendo del país vecino del norte, es preciso que diversifique su comercio en “360 grados y no sólo hacia Norteamérica”.

“México no debe permitir que se firmen un tratado de libre comercio vetando a China, sería un error aceptar ese juego tan triste y perverso (de Estados Unidos), como el que nos quiere hacer jugar en el caso de los migrantes, que pretende que México sea el tapón para que los migrantes no puedan llegar a la frontera”, indicó.

Femat Bañuelos refirió que el T-MEC, que inició su proceso de ratificación en el Congreso estadounidense, luego de que se aprobara la reforma labora en México, explícitamente excluye la posibilidad de que algunos de sus miembros negocie acuerdos de libre comercio con economías de no mercado, como China.

En ese sentido, subrayó que el Poder Legislativo tiene que jugar un papel estratégico y aprovechar la coyuntura, porque, de lo contrario, “seis años se van rápido y la gran expectativa que se generó sobre los votantes fue enorme”.

“¿Hasta dónde México tiene las condiciones para poder revertir la dependencia que tiene con respecto a Estados Unidos? México debería tener una relación comercial de 360 grados y no solo hacia el norte, pero cuando México se acerque con los enemigos comerciales de Estados Unidos, van a reaccionar los norteamericanos”, dijo.

Sin embargo, enfatizó esa debe ser una definición de Estado, del nuevo gobierno, que definitivamente tiene que trabajar de manera muy inteligente.

La obra, escrita por 10 autores chinos, estadounidenses y mexicanos, analiza los principales resultados del entonces Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), desde enero de 1994 y la creciente relevancia de China para la región y cada uno de los miembros de este acuerdo comercial.

Enrique Dussel Peters y Clemente Ruiz Durán, investigadores y académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), autores del libro, apuntaron que China juega un papel de enorme relevancia en la región de América del Norte en términos de inversión, comercio en cadenas de valor específicas, particularmente la de autopartes automotriz.

China tiene mucho que ver en México, Estados Unidos y Canadá y en el proceso de integración de América del Norte, no solo en temas de comercio, inversión y cadenas de valor específicas, sino en temas como la migración”, indicó Dussel Peters.

Sostuvo que México tiene que tomar medidas proactivas tanto con China como con Estados Unidos. “Es un balance complicado, pero tenemos que prepararnos”, dijo.

Ruiz Durán resaltó que México está en un momento de oportunidades para modificar la relación con China, hacer un análisis de largo plazo y dejar establecidas las bases para esa discusión en donde las relaciones internacionales jueguen un papel principal.

“China es un país con enorme potencial y podríamos convertirnos en socios para el desarrollo, porque lo que ha sucedido con Estados Unidos es que somos socios para el beneficio de ese país. Para ello, hay que darle la fuerza al Congreso”, concluyó.