Ante el Pleno del Senado de la República, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, afirmó que México “se encuentra en un proceso de firme recuperación económica, que ya se percibe en varios sectores productivos del país”.

El funcionario federal compareció ante la Cámara Alta, como parte de la Glosa del III Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, recordó que la comparecencia se realizó bajo los principios que se establecen en la relación corresponsable entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

Ramírez de la O explicó a senadoras y senadores que el Paquete Económico para 2022 está construido sobre tres pilares, que servirán para maximizar el impulso económico del país y en el que se incluyen los recursos para hacer frente a la pandemia.

Afirmó que estamos a punto de sobrepasar los niveles económicos que teníamos antes de la emergencia sanitaria, generada por el SARS-CoV-2, y “estimamos que la economía mexicana se restablezca por completo en los próximos meses del año 2022”.

“Ya se recuperaron el 100 por ciento de los empleos perdidos durante la pandemia. Desde los inicios de la pandemia, en abril del año pasado hasta julio de este año -destacó-, se han generado 13.6 millones” de puestos de trabajo perdidos.

Dijo que el sector industrial ha mostrado un mayor dinamismo como resultado de la integración comercial con Norteamérica y políticas de distanciamiento social más flexibles.

Entre otros datos, dio a conocer que, al segundo trimestre del 2021, la recuperación del Producto Interno Bruto ya alcanzó 97.9 por ciento del nivel observado en el cuarto trimestre de 2019, sumando así cuatro trimestres consecutivos de recuperación sostenida.

Hoy, agregó, 67 por ciento de la población adulta ha sido vacunada con al menos una dosis contra el SARS-CoV-2, lo que ha reducido las probabilidades de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos; “al mismo tiempo que hemos visto incrementarse la movilidad y la actividad económica en el país”.

El Secretario de Hacienda consideró que, durante 2020, el año de la pandemia, los apoyos sociales probaron ser una política contra cíclica efectiva y la red de protección social del Gobierno contribuyó a atenuar y contrarrestar los efectos de la emergencia sanitaria sobre los ingresos de las familias, ya que con estos programas se logró poner un piso en el consumo de los sectores de menores ingresos.

Por ello, el Paquete Económico del siguiente año está construido para incrementar los apoyos para el bienestar, como herramienta para mantener y fortalecer el consumo de una base social muy importante; mantener la disciplina fiscal para no imponer un costo a las futuras generaciones; y aumentar el gasto público en infraestructura, a fin de establecer un soporte al crecimiento económico del 2022, el cual se estima en 4.1 por ciento.

Rogelio Ramírez de la O agregó que la inversión pública para el siguiente año será mayor que en los años previos, funcionará como ancla para la inversión privada y será complementada por un paquete de inversión privada y mixta, pública y privada, distribuido a lo largo de todo el país en sectores como conectividad física, telecomunicaciones y puertos, entre otros.

De esta manera, el gasto de inversión que se propone en el Presupuesto de Egresos de la Federación, es una cifra histórica de casi un billón de pesos, lo que va a situar el gasto en inversión física en 3.1 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto.

Además, las transferencias federales a las entidades federativas registrarán un incremento de 4.7 por ciento real. Parte de estos recursos, aclaró, serán destinados a inversión física y permitirá a los estados atender las demandas institucionales, económicas y sociales de sus respectivas demarcaciones.

Conscientes de la coyuntura sanitaria, enfatizó, los recursos para seguir haciendo frente a la pandemia, fueron plenamente garantizados en este Presupuesto.

Asentó que en el gasto de todo el sector público se observa un crecimiento de 15.1 por ciento en términos reales, con respecto a la asignación presupuestal de 2021.

“Así, se asignaron 800 mil millones de pesos a este sector, que incluye, entre otros, la adquisición de vacunas y medicamentos; servicios de salud gratuitos y atención al rezago en servicios de salud”.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público dijo que el nuevo régimen de confianza tiene por objetivo simplificar el pago de impuestos entre las pequeñas empresas y personas físicas, que comúnmente encuentran muy costoso cumplir con sus obligaciones con el régimen actual.

Luego de la intervención inicial del funcionario, senadoras y senadores procedieron a la fijar su postura respecto al III Informe de Gobierno y a la ronda de preguntas al funcionario federal.

Artículo anteriorDebaten y fijan postura los grupos parlamentarios ante Política Económica del Ejecutivo Federal
Artículo siguienteUna historia de resistencia y esperanza frente al odio antiasiático