Más de mil trabajadores de la salud realizan labores sanitarias para atender a población afectada por Otis

Nacional
  • Se trata de profesionales adscritos a la Secretaría de Salud federal, IMSS, Issste, IMSS-Bienestar e instancias estatales
  • En edificio sede de esta dependencia se habilitó campamento para personal desplegado en Acapulco y Coyuca de Benítez
  • Brindarán atención psicológica para el cuidado de la salud mental

 ACAPULCO, Gro.- Desde el primer día de la emergencia por el impacto del huracán Otis, mil 053 personas trabajadoras de la salud del gobierno federal y gobiernos estatales llevan a cabo acciones de atención médica, promoción sanitaria, prevención de enfermedades y control de riesgos para proteger a la población afectada.

El personal se encuentra adscrito a diferentes áreas de la Secretaría de Salud federal, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), IMSS-Bienestar, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y diversas entidades federativas, incluyendo Guerrero. Además, colaboran 81 grupos de emergencia y rescate de los estados.

Hasta este día, 549 pacientes fueron trasladados de Acapulco a hospitales en distintas entidades federativas, para tratamiento de problemas complejos de salud, de los cuales 63 fueron enviados vía aérea, con el apoyo de las secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena), así como de cuerpos de rescate como el agrupamiento Cóndores de la Ciudad de México y Grupo Relámpagos del Estado de México, entre otros.

Al corte del 7 de noviembre, el sector Salud brindó 33 mil 507 consultas y 31 mil 594 acciones de enfermería para atender a la población afectada en Acapulco y Coyuca de Benítez. En infraestructura, 66 unidades médicas móviles están desplegadas en las localidades para ofrecer atención médica, servicios de ambulancia y control de vectores, entre otros.

El director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud y responsable del Comando Operativo para la Seguridad en Salud (COSS) en Acapulco, Gabriel García Rodríguez, detalló que, previo a que las brigadas médicas inicien su recorrido diario con horario promedio de 8:00 a 19:00 h, en la sala de crisis que forma parte del COSS, se analiza la información para identificar los riesgos epidemiológicos que se pudiesen enfrentar en Acapulco y Coyuca de Benítez.

Además, se redoblan esfuerzos de vacunación, brigadas epidemiológicas, salud mental, promoción de la salud y contra riesgos sanitarios con apoyo de personal que se moviliza a donde resulte necesario.

Informó que, por instrucciones del secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, y con el apoyo del titular de la Unidad de Administración y Finanzas de esta dependencia, Marco Vinicio Gallardo Enríquez, fue habilitado un campamento con capacidad de 300 personas trabajadoras que implementan las acciones sanitarias, y puede ser ampliado si existiera la necesidad.

Explicó que el campamento está conformado por carpas equipadas con aire acondicionado, camastros y regaderas, así como una cocina comunitaria facilitada por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), donde se preparan desayunos y cenas para el personal del equipo de respuesta.

El director general de Epidemiología destacó que, dentro del edificio de la Secretaría de Salud federal, próximamente se instalará un puesto médico y un módulo de atención psicológica que brindará servicios al personal de las brigadas.