Más de 500 pollos para consumo mueren cada 24 horas en granjas británicas

Hace tan solo unas semanas, Igualdad Animal, organización líder en protección animal, dio a conocer impactantes imágenes encubiertas de grave sufrimiento animal en ocho granjas avícolas británicas de Lincolnshire y Nottinghamshire, en Reino Unido. Las ocho granjas están certificadas por Red Tractor que regula altos estándares de calidad en ese país y son operadas por Moy Park, uno de los mayores productores de pollo del Reino Unido y que suministra a la cadena de comida rápida McDonald’s.

Ahora, Igualdad Animal revela nuevos hallazgos, esta vez exponiendo el sufrimiento de los animales en cuatro granjas avícolas vinculadas a la importante marca de supermercados Tesco. Las granjas, con base en Lincolnshire y Nottinghamshire, también son operadas por Moy Park.

Las perturbadoras imágenes registradas por un investigador encubierto de Igualdad Animal muestran cómo los trabajadores se deshacen en la forma más cruel de los pollos que no han alcanzado el peso esperado para ser rentables para la industria.

Lo que se puede ver en las imágenes:

  • Pollos arrojados al suelo de la granja desde las alturas, causando heridas e incluso la muerte de algunas aves;
  • Cientos de pollos muertos o abandonados para morir cada día – 500 en un solo cobertizo en un período de 24 horas – debido a su aparente debilidad o pequeño tamaño;
  • Trabajadores que matan aves estirando o rompiendo sus cuellos o, en muchos casos, cortando el cuello de los animales contra los bordes afilados de cubetas o líneas de alimentación metálicas cercanas. Alarmantemente, algunos polluelos se mueven frenéticamente o parpadean durante minutos después de esto;
  • Pollitos atrapados en graneros superpoblados, incapaces de acceder a la luz del sol o de llevar a cabo sus comportamientos naturales;
  • Pollos con heridas y problemas en las piernas debido a su enorme tamaño.