Más de 22 mil 800 personas requieren un órgano o tejido para salvar o mejorar su calidad de vida

Nacional

MONTERREY, NL.- La decisión de donar órganos o tejidos en vida o después de la muerte requiere del compromiso, voluntad y generosidad de las personas para mejorar la calidad o salvar la vida de pacientes con alguna enfermedad grave, afirmó el director general del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) Salvador Aburto Morales.

Durante el Simposio “Sin donantes no hay trasplantes” que se llevó a cabo en el Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), aseguró que en México 22 mil 859 personas se encuentran en espera de un órgano o tejido que les permita sobrevivir a una enfermedad grave.

En la ceremonia que se realizó por el Día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos el 27 de febrero, el director general del Cenatra resaltó que la conmemoración tiene el objetivo de que la población haga conciencia del beneficio de una donación de órganos o tejidos para dar vida a otro ser humano.

Señaló que el trasplante es el procedimiento para sustituir un órgano o tejido enfermo por uno sano y recuperar la función perdida, lo cual da la posibilidad a la persona receptora de llevar una vida con mayor calidad y reintegrarse a sus actividades cotidianas.

Explicó que el Reporte Anual 2021: Receptores, donación y trasplantes en México https://bit.ly/3Izp1vS, muestra que, al cierre del año, 17 mil 299 personas necesitaban trasplante de riñón; cinco mil 259 de córnea; 238 de hígado, y 54 de corazón.

De los trasplantes realizados en 2021, 853 fueron atendidos en hospitales e institutos de la Secretaría de Salud; 16 mil 331, pacientes afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); 906 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste); 296, Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); 71, Secretaría de Marina (Semar); 78, Petróleos Mexicanos (Pemex); mil 637 son atendidos en sistemas de salud estatales y dos mil 723 en el sector privado.

Aburto Morales señaló que, si bien la cultura de donación de órganos ha mejorado en los últimos años, dicho proceso se vio afectado por la pandemia de COVID-19, ya que se requirió la reconversión hospitalaria; no obstante, como resultado del plan de reactivación que se puso en marcha en 2020 en las instituciones de Salud, así como de los Centros y Consejos Estatales de Trasplantes, el año pasado se realizaron dos mil 290 trasplantes de córnea, mil 971 de riñón, 135 de hígado y 25 de corazón.

La donación consiste en un acto voluntario y solidario por el que una persona —al fallecer o en vida—, regala una esperanza a través de sus órganos o tejidos para ser trasplantados a otra persona. Los órganos que se pueden donar son: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos y pulmones. La piel, los huesos, la médula ósea y la córnea son tejidos también trasplantables.

La Secretaría de Salud, a través del Cenatra, implementa trabajo permanente de concientización sobre la importancia de la donación de órganos y tejidos a través de la campaña en redes sociales “Suma vidas, dona órganos”.

La persona que manifiesta su decisión de donar puede registrarse en cenatra.gob.mx y compartir su decisión con sus familiares.