Marina y Sedena violan derechos humanos de militares que se lesionan de por vida en cumplimiento de su deber

Nacional

Javier Divany Bárcenas

El PRD en la Cámara de Diputados denunció violación de derechos humanos de los militares que adquieren una con discapacidad de por vida en cumplimiento de su deber, por lo que exhortan a los titulares de las Secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y al Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) a garantizar un retiro y una pensión digna y conforme a la Ley.

El Punto de Acuerdo que presentó el PRD ante la Comisión Permanente, destaca que la baja de miembros del Ejército y de la Marina a causa de alguna discapacidad adquirida en su trabajo, se ha convertido en una de las causas del aumento en el retiro.

Destaca que desde 2006, mil 717 militares resultaron heridos por enfrentamientos contra grupos del narcotráfico, por lo que el retiro forzoso a causa de enfermedades, lesiones físicas y mentales se disparó en los últimos 14 años, lo que se ha convertido en una pesada carga para el gobierno.

Los diputados del PRD documentaron que de 2006 a 2020, aumentó en un 115% el número de militares que fueron dados de baja de las Fuerzas Armadas, Ejército, Fuerza Aérea y Marina, por alguna “incapacidad”.

Las cifras pasaron de 2 mil 133 casos hace 14 años a 4 mil 589 el año pasado, que incluyen a mil 18 elementos cuyos casos fueron etiquetados como “actos fuera de servicio”, según información del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM).

Explicaron que desde el 2006, el Ejército y Marina han buscado fórmulas “basadas en la ley”,  para no pagar pensiones vitalicias en los casos de retiro por discapacidad. Una de ellas es clasificar las discapacidades como padecimientos congénitos o como “actos fuera de servicio”.

“Por lo que el Gobierno al determinar que las discapacidades se generaron fuera de actos de servicio, por lo que los militares deben recurrir a tribunales para que se les reconozca que lo contrajeron en el servicio, en juicios que por lo general gana el Estado”, señala el PRD.

Destacaron que entre 2006 y 2021 se presentaron 1 mil 490 recursos de reconsideración interpuestos ante el ISSFAM por militares y marinos, derivados de un trámite de retiro por discapacidad, sin embargo en los últimos nueve años solo 19 militares lograron obtener un retiro justo y ello por la intervención de un tribunal federal, es decir, solo el 1.2% de quienes se inconformaron ante el ISSFAM.

Por lo anterior, diputados del PRD, consideraron que la separación injustificada del servicio de los integrantes de las Fuerzas Armadas por alguna discapacidad es violación grave a los derechos humanos de las y los militares.

“Más aun cuando el Presidente de la República, Comandante en Jefe, les ha sumado tareas extras como la construcción del aeropuerto internacional de Santa Lucía, algunos tramos del Tren Maya, la administración de las Aduanas, la distribución de vacunas, el control de migrantes y hasta la construcción de sucursales del Banco del Bienestar”, señalan los legisladores.