Principal Deporte Los “Under Dogs” españoles que hacen historia con Gran Bretaña

Los “Under Dogs” españoles que hacen historia con Gran Bretaña

49
Compartir

Los “under dogs” españoles que hacen historia con Gran Bretaña. Javier y Joaquín Bello nacieron en Madrid pero representan al Reino Unido. Por primera vez, con ellos, los ingleses llegaron a unos Juegos Olímpicos en beach volley.

Al leer el apellido de Javier y Joaquín Bello, cualquiera podría pensar que juegan para algún país hispano. Sin embargo, los Bello son representantes de Gran Bretaña en Buenos Aires 2018. Suena raro, pero no lo es. Y efectivamente el origen de ellos es hispano, nacieron en Madrid.

Los mellizos componen la dupla que llegó como parte de la delegación británica a los Juegos Olímpicos de la Juventud. En la previa del partido de ayer ante Paraguay que ganaron 2 a 0, los hermanos dialogaron con buenosaires2018.com y dieron cuenta de su vínculo con Inglaterra y de una historia familiar muy ligada al deporte.

A la hora de hablar, el que tomó la posta fue Javier, quien sostuvo que empezaron a jugar beach volley a los seis años en la capital española. “Entrenábamos 2 ó 3 veces por semana. Y cuando nuestro padre todavía jugaba en pista, yo hacía la entrada en calor con él”, sostuvo el armador sobre sus inicios, mencionando a Luis, quien además de ser hoy su entrenador también lo fue en varias selecciones ibéricas y jugó profesionalmente indoor.

Sin embargo, hace ocho años la familia debió radicarse en Londres, por cuestiones laborales de Bárbara, la madre. “Cuando éramos pequeñitos jugábamos ya la liga infantil, y nos enfrentábamos a gente mucho mayor. Cuando nos mudamos a Inglaterra no había nada junior, por lo que empezamos a entrenar y jugar con adultos. Karch Kiraly (estadounidense), el mejor jugador de la historia, uno de los pocos medallistas de indoor y beach volley, siempre dice que lo mejor que puede hacer un atleta junior es jugar con los adultos porque son mejores y ya te prepara para cuando vayas a jugar con los más grandes en el futuro. Parece que nosotros seguimos su consejo sin conocerlo en aquel momento”, explicó Joaquín entre risas.

Javier decidió involucrarse más en lo que fue el crecimiento deportivo de ambos y señaló que siempre jugaron en indoor, hasta que a los 12 años se encontraron con la playa. “En Inglaterra no tenemos campos de beach en indoor, entonces jugamos en invierno en pista, y luego en marzo, cuando ya hay más luz, vamos a unos campos que hay en Londres, ¡en invierno los campos se hielan!”, resaltó.

Pese a la urgencia por la proximidad del encuentro de ayer, los chicos se mostraron entusiasmados por seguir relatando el camino que los une: “Somos nosotros dos, y luego nuestro padre el entrenador. Este es el equipo entero, entrenamos juntos, jugamos, todo, todo juntos siempre, es como nuestra selección en casa. Tenemos un centro nacional deportivo, pero en casa, y la verdad que fuera de ella no hay mucho beach volley en Inglaterra, por eso nos apañamos. Así funciona más fácil”. Otro hermano, de 14 años, juega indoor y también integra la selección británica.

Cuando se consultó a los hermanos por la relación deportiva con España, cuya pareja de beach no clasificó a Buenos Aires, dijeron: “A España le ganamos varias veces. Por ejemplo, en el Europeo Sub 20, y siempre estamos contentos y agradecidos por poder jugar en Inglaterra, porque, en realidad, nos hemos desarrollado allí. Nuestra carrera deportiva ha dado el salto en Inglaterra. Somos originalmente españoles, pero somos ingleses”. Y aclararon: “En cambio nuestra familia entera es española de pura cepa. Mi padre se ha nacionalizado hace poco, pero él sigue siendo muy español”.

Hasta aquí, Gran Bretaña, en beach volley, nunca había clasificado a ninguno de los Juegos Olímpicos, ni de mayores ni de la juventud: “Nosotros estamos intentando hacer historia, llegar más lejos. Siendo siempre los ‘under dogs’, los que venimos desde abajo y no somos favoritos. Todo lo más lejos que llegamos es lo más lejos que ha llegado nuestro país. Estamos muy contentos y siempre queremos más”, sentenciaron los Bello, que quieren seguir escribiendo la historia en la arena.