Ante los planteamientos realizados por algunos actores del estado de Chihuahua de acceder a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para atender los daños causados por la sequía en cosechas y ganado, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informa lo siguiente:

De acuerdo con las reglas de operación del Fonden, los recursos para sequía deben destinarse de forma exclusiva a la atención de los sistemas de abasto de agua potable, es decir el Derecho Humano al Agua para uso personal y doméstico. Para que un sistema de abasto pueda recibir estos apoyos, la evidencia técnica debe mostrar que las fuentes de abastecimiento e infraestructura actuales no podrán cubrir la demanda de agua potable de la población.

Asimismo, se deben cumplir dos criterios técnicos establecidos en las reglas del Fonden:

  1. Que al menos en el ciclo de lluvias previo se haya presentado un déficit que tenga una probabilidad de ocurrencia igual o menor a uno de cada diez años (10%), y
  2. Que no se haya presentado esta situación en cinco o más de los últimos diez años (puesto que, de haber ocurrido así, no se trataría de una situación extraordinaria).

Adicionalmente, el Fonden establece un calendario con fechas específicas en las que los municipios pueden solicitar estos recursos para apoyar el suministro de agua potable. Actualmente, sólo Janos, Julimes y Madera se encuentran en dicha posibilidad.

La Conagua invita a las autoridades municipales a presentar formalmente la solicitud de declaratoria de desastre por sequía ante la Coordinación Nacional de Protección Civil, para que esta sea evaluada, y en su caso, accedan a los recursos para apoyar el abasto de agua potable a la población.

Independientemente de los recursos para atención de emergencias, Conagua apoya a los agricultores y ganaderos de Chihuahua a través de sus programas de infraestructura hidroagrícola, y así continuará haciéndolo. Este año, por ejemplo, se les otorgó el total de los recursos que solicitaron, y la Comisión seguirá atenta a sus necesidades para el próximo año.

Es importante precisar que las maniobras de extracción que realiza el Gobierno de México en las presas de Chihuahua, para cumplir con el Tratado de 1944, se llevan a cabo asegurando la totalidad del agua que requieren las tierras aledañas a las presas durante este ciclo agrícola.

Finalmente, reiteramos que el Gobierno de México seguirá actuando con apego a criterios técnicos y legales, con el firme propósito de garantizar la continuidad de las actividades productivas en todas las cuencas, la protección de las personas y su patrimonio, así como la seguridad de la infraestructura hidráulica.