Principal Internacional Los países en desarrollo no son responsables de las emisiones históricas de...

Los países en desarrollo no son responsables de las emisiones históricas de carbono, dice líder aerolínea

24
Compartir

El presidente de las aerolíneas chinas Xiamen asegura en un debate en la ONU que los emisores de dióxido de carbono son los que deben “asumir una mayor responsabilidad para mejorar el problema” que plantea el cambio climático.

Zhao Dong, presidente de las aerolíneas chinas Xiamen, intervino este viernes en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible en Nueva York, donde consideró que los países en desarrollo no deberían ser responsables de “las emisiones de carbono acumuladas a lo largo de la historia”.

“Como representantes de la industria de la aviación, creemos que es muy importante promover la ‘acción climática’ acordada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible e implementar el Acuerdo de París», dijo el presidente de estas aerolíneas en un panel sobre el Objetivo número 13 de la Agenda 2030 dedicado a la adopción medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Dong explicó que por esa razón hace dos años firmó un acuerdo con la ONU para hacer de Xiamen «las primeras aerolíneas del mundo en apoyar los Objetivos«.

Con la adopción hace cuatro años tanto de la histórica Agenda 2030 como del Acuerdo de París sobre el cambio climático, los líderes mundiales acordaron un plan de acción para promover el bienestar y la dignidad para todos en un planeta sano.

A medida que se desarrolla el cambio climático, los cambios de temperatura y los eventos climáticos cada vez más extremos amenazan esta visión.

El 13, un Objetivo fundamental

Con la acción climática intrínsecamente vinculada a todas las esferas de la vida en la Tierra, el Objetivo número 13 es fundamental para lograr todos los demás. Por lo tanto, el aumento estratégico de la acción climática a través del Acuerdo de París y la Agenda 2030 y la gestión de las compensaciones es sinérgicamente decisiva para lograr ambas agendas.

Además, los impactos del cambio climático, incluidos los fenómenos meteorológicos extremos, presentan desafíos para los viajes y la industria de la aviación.

El Objetivo número 13 es fundamental para lograr todos los demás.

«Creo que, para reducir las emisiones de la aviación a nivel mundial, debemos seguir la orientación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, y establecer un modelo de gobernanza basado en contribuciones determinadas a nivel nacional, complementado por las consultas y el diálogo internacional”, dijo Zhao.

En su opinión, el Plan de reducción y compensación de emisiones de carbono para la aviación internacional (CORSIA) “no es justo” al poner en los países en desarrollo la responsabilidad principal de reducir las emisiones de carbono y eximir a los quienes las aumentaron históricamente.

Para Dong, son los principales emisores los que tienen que “asumir una mayor responsabilidad para mejorar el problema”.

Según el informe sobre el medio ambiente de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que pertenece al sistema de las Naciones Unidas, el aumento de las temperaturas globales causadas por las emisiones de gases de efecto invernadero afectará a toda la industria aeronáutica ya que impactará la capacidad de vuelo de los aviones y el aumento del nivel del mar afectará a los aeropuertos.

Xiamen apoya la Agenda 2030

Después de que Xiamen firmó el acuerdo con la ONU para apoyar la Agenda 2030, las aerolíneas emprendieron una docena de proyectos relacionados con la mejora de la seguridad y el ahorro de energía.

Las aerolíneas emprendieron una docena de proyectos relacionados con la mejora de la seguridad y el ahorro de energía.

Zhao explicó que, por ejemplo, «cada año se desarrollan hasta 70 medidas de ahorro de energía y reducción de emisiones», como llenar el agua potable del avión de acuerdo con el factor de carga del pasajero, y limpiar el motor dinámicamente.

Actualmente, estamos buscando alternativas a los suministros de cabina de plástico, como las copas de pulpa de bambú», explicó. “En cuanto a las operaciones con bajas emisiones de carbono, Xiamen Airlines opera una de las flotas más jóvenes del mundo, con una antigüedad promedio de solo 5,7 años, que supera a sus homólogas en eficiencia de combustible y rendimiento aerodinámico, por lo que reduce efectivamente las emisiones de carbono”.

Según el presidente de la compañía, Xiamen ha «reducido las emisiones de carbono en un 20% y un 14% en comparación con los modelos alternativos».

También dijo que la aerolínea tiene «el único avión del mundo con el logo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, llamado ‘United Dream’, que lleva a cabo vuelos temáticos sobre las metas de la Agenda 2030.

Para concluir, aseguró que, en el futuro, espera “soluciones para una energía limpia más eficiente y rentable que conduzca a la industria de la aviación al desarrollo sostenible».