MORELIA, Mich.- Al advertir que en el país estamos en un momento muy crítico porque los muertos no paran y el panorama económico es cada vez más crudo debido al COVID-19, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, hizo un enérgico llamado a todos los niveles de gobierno para que como líderes que son, manejen con responsabilidad esta crisis que ya ha provocado más de medio millón de contagios y cerca de 60 mil muertes entre los mexicanos.

Anunció que en congruencia con esa situación, su Quinto Informe de Gobierno será de manera virtual. “Enviaré al Congreso de Michoacán el documento que mandata la Constitución, y haré uso de la tecnología para informar sin exponer a nadie, porque es mi responsabilidad cuidarlos y cuidarlas”, señaló.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, el gobernador se dirigió en primer lugar a quienes piensan que no se van a enfermar por COVID, y les dijo que “con tristeza, pero también con coraje, con toda la firmeza y claridad, que aquellos que no acatan las medidas sanitarias dan un muy mal ejemplo, porque no cuidarse es un acto de egoísmo que los pone muy mal frente a sus familias, frente a sus hijos y frente a todo Michoacán”.

Y señaló: “Cada quien tiene que hacer lo propio para enfrentar esta enfermedad que no tiene vacuna ni medicina, y está matando a mucha gente. Entiendo las dificultades económicas y la necesidad comer, pero esto no está peleado con tener cuidado, usar cubrebocas y lavarse las manos”.

El gobernador agregó que desafortunadamente para Michoacán, la semana que concluyó ha sido la más letal durante la Nueva Convivencia, porque en promedio fallecieron 17 personas al día. Lo peor, agregó, es que sigue habiendo irresponsables por la calle que no respetan las medidas sanitarias ni piensan en nadie.

Enseguida, conminó a los funcionarios del gobierno estatal y municipal a cuidarse, a cumplir las medidas sanitarias y a predicar con el ejemplo, porque es su obligación no poner en riesgo la salud y la vida de la población.

Aureoles Conejo refirió que han sido casi seis meses muy difíciles, ásperos y dolorosos para todos, y por eso ni funcionarios ni sociedad deben relajarse, máxime en este momento.

“Muchos, por las labores que realizan, continúan en las calles; pero ustedes –los servidores públicos- más que nadie, tienen el deber de cuidarse y cumplir las medidas

sanitarias. A los gobiernos, desde cualquier espacio, les corresponde conducir y acompañar a la sociedad, sobre todo en épocas de crisis”, indicó.

En su mensaje, el mandatario estatal expresó su gratitud y admiración a cada hombre y mujer que ha entregado su vida en los hospitales y los centros de salud de cada rincón de Michoacán, así como al liderazgo, compromiso, profesionalismo y conocimiento claro de la secretaria de Salud, Diana Carpio Ríos, para hacerle frente al reto que representa la epidemia en la entidad.

“Michoacanos, michoacanas, ni el gobierno, ni el personal de la salud podemos solos; necesitamos que cada uno de ustedes haga la parte que le toca, y si no lo entendemos de una vez, seguiremos escuchando de la tragedia y la muerte de muchas familias. Cuidemos a los nuestros y seamos empáticos con el prójimo; saquemos la cara más noble de Michoacán, seamos solidarios y atendamos con responsabilidad las medidas sanitarias, y no permitir que el descuido y las ganas de salir sigan matando”, puntualizó.