CÁRDENAS, Tab.- A mantener la confianza y un poco de paciencia, exhortó el gobernador Adán Augusto López Hernández, a las familias tabasqueñas para que se queden en sus casas hasta donde se continuarán entregando los productos de la canasta básica como parte de la Jornada de Apoyo Alimentario, que atiende a los afectados en sus ingresos ante las restricciones que se aplican para contener la propagación de COVID-19.Tras cumplir puntualmente con la entrega en los municipios de Centro, Nacajuca y Centla, este día, las brigadas del Gobierno del Estado, se trasladaron para acercar la ayuda casa por casa en colonias, rancherías y ejidos de Cárdenas.

Desde muy temprano, las unidades de apoyo se abocaron a la entrega en los ejidos Habanero y Bajío segunda sección, así como en las colonias Santa María de Guadalupe, Jacinto López, Emiliano Zapata y Santa Catalina; además de las rancherías El Bajío primera sección y el Bajío (poste blanco), Arroyo Hondo y Santa Rosalía.

Con la entrega de cuatro mil 200 apoyos realizada este martes, las familias que se han visto beneficiadas con diversos productos de la canasta básica, suman a la fecha, poco más de 87 mil.

Este programa de apoyo alimentario atenderá en una primera etapa a 150 mil familias de diversas localidades del Estado.

En entrevista, el mandatario reiteró que la ayuda se extenderá a los 17 municipios de Tabasco y explicó que, ante la contingencia sanitaria, se hace un gran esfuerzo toda vez que no se puede tener a muchas personas en las calles repartiendo los apoyos alimentarios.

López Hernández añadió que “debemos de entender que no podemos tener a cinco mil gentes en la calle repartiendo el apoyo alimentario ¿Qué es lo que hacemos? Vamos casa por casa, tenemos ya -cubierto- el 60 por ciento del territorio del municipio de Centro; hoy debemos de cumplir ya el 100 por ciento en Centla, también estamos ya hoy en Cárdenas, ya estuvimos en Nacajuca”.

El mandatario estatal resaltó que estos apoyos, se entregan directamente a las familias en sus hogares, sin intermediarios, sin intervención de líderes, representantes de sectores sociales, delegados o de algún otro tipo.

El gobernador Adán Augusto López, reiteró su llamado a tener confianza en el sector salud, que está preparado para salvar la vida de la mayoría de los tabasqueños y a su vez pidió la cooperación de los ciudadanos para cuidar a los grupos de mayor riesgo en esta contingencia sanitaria como los adultos mayores, mujeres embarazadas, niños y jóvenes.

“Es importante que nos quedemos en casa, que evitemos el contacto con los grupos de ciudadanos de los conocidos como factor de riesgos. Que todo aquél que padezca del tabaquismo, que sea obeso, que sea diabético, que tenga alguna especie de insuficiencia renal, o que haya sufrido una enfermedad, que se quede en su casa, vamos a cuidarnos entre todos”, finalizó.