Llamado a Cámara de Diputados a modificar Presupuesto de Egresos de la Federación para los pueblos mágicos

Finanzas

Para el 2024, los 177 Pueblos Mágicos del país, no recibirán recursos para mejorar la infraestructura, los servicios y la promoción turística, no obstante que generan un importante número de empleos y divisas para el país.

Es urgente que la Cámara de Diputados modifique el Presupuesto de Egresos de la Federación para reincorporar el programa de Pueblos Mágicos con la asignación de recursos que fortalezcan la actividad turística.

En el 2018, los Pueblos Mágicos del país dispusieron de 585.9 millones de pesos y la actual administración federal retiró el apoyo presupuestal y también eliminó el fideicomiso ProMéxico, que impulsaba la conducción, coordinación y ejecución de acciones estratégicas para atraer inversión.

De acuerdo con el Sistema Nacional de la Información Estadística del Sector Turismo de México entre 2003 y 2018, en el programa de Pueblos Mágicos hubo un incremento del 110.3% en unidades económicas relacionadas con el turismo, al pasar de 29 mil 269 establecimientos a 61 mil 532. En el mismo periodo, el personal ocupado repuntó 142.7% y en el 2018, se generó una remuneración promedio por personal anual de 108 mil 310 pesos.

Así lo acusó Carlos Jesús Gómez Flores presidente nacional de Comités Ciudadanos de Pueblos Mágicos, al señalar que Incluso a este programa se otorgaba un incentivo económico por parte del Gobierno Federal y de los gobiernos estatales para la infraestructura y mantenimiento, siempre y cuando mantuvieran los requisitos que cumplieron para recibir el nombramiento.

Expuso que el Gobierno Federal defiende su decisión bajo el argumento de austeridad, creando en su lugar la Estrategia Nacional de Pueblos Mágicos en 2020, con el fin de fomentar el bienestar y el turismo sostenible en las localidades que cuentan con el nombramiento, pero falta el recurso económico.

Hay incertidumbre en el desarrollo turístico, por la falta de apoyos, situación que se agravó ante la crisis financiera que dejó la pandemia, y que también generó un retraso en la recuperación económica en el país, los estados con Pueblos Mágicos, como Coahuila, han sufrido deterioro.

Refirió casos como el de Palizada, Carmen y Candelaria en Campeche que tienen títulos de Pueblos Mágicos, pero que no participaron en el pasado Tianguis Internacional en Los Ángeles.

Lo anterior, también por la falta de apoyo de SECTUR estatal a los ayuntamientos con este título, bajo el argumento que no entraba en el presupuesto de este año la participación de los tres pueblos mágicos, aún y cuando en el Informe de Gobierno de la gobernadora Layda Sansores se señaló el apoyo al turismo en el estado.

 

Nuevo León, tiene ahora dos pueblos mágicos más, que se suman a Bustamante, Linares y Santiago que, mantienen su cultura, tradiciones y costumbres arraigadas, pero es este caso han recibido apoyos del gobierno del estado.

Sin embargo, General Zaragoza y General Terán, son municipios que se ubican alejados de la zona metropolitana de Monterrey, y de acuerdo con datos oficiales el primero cuenta con 14 mil 109 habitantes, mientras que el segundo tiene un índice poblacional de 6 mil 282 personas. Sin embargo, no están en condiciones de albergar a miles de turistas que pudieran llegar a estas localidades, para conocer y disfrutar los parajes y zonas naturales, como la cascada “El Salto”; porque además de los apoyos estatales, requieren de apoyos federales.

 

Chihuahua, no escapa a esta situación. Durante los cinco últimos años. Su legado ha sido olvidado. La entidad destaca igualmente por ser una de las más ricas en historia, cultura y belleza natural: pero a pesar de sus numerosas riquezas, ha sido relegado al olvido durante los últimos cinco años, aunque sí han sido apoyados por su gobierno estatal lugares como Guachochi o Parral podrían potenciarse si hubiera el apoyo de recursos federales.

 

Gómez Flores indicó que ante esta situación, los empresarios ciudadanos de los comités que encabeza, buscan otras estrategias de promoción, difusión y publicidad, y en este contexto señaló que productores y artesanos locales del país han encontrado en la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), – bajo la presidencia de la profesora Esperanza Ortega Azar-, su mejor aliado para potenciar su desarrollo comercialización y productividad en la cadena de valor de los productos que ofertan.

 

Se suscribirá, dijo, un convenio de colaboración con los empresarios ciudadanos de Pueblos Mágicos, en el que el organismo empresarial, hará constar su firme compromiso con la competitividad y sustentabilidad de estos destinos turísticos, cuyo talento y creatividad trasciende fronteras.

 

En el marco del Día Nacional de los Pueblos Mágicos, el pasado 5 de octubre CANACINTRA puso a disposición de los Comités Ciudadanos de Pueblos Mágicos A.C. sus delegaciones en el país, facilitándoles sus actividades turísticas, culturales y comerciales amén de diversificarse, hacerse presentes y llegar a nuevos mercados. En el pasado Congreso Nacional de la CANACINTRA desarrollado en Querétaro ofreció estands sin costo a empresarios de los Pueblos Mágicos de esta entidad federativa.

 

Gómez Flores destacó la relevancia de los Pueblos Mágicos porque contribuyen al desarrollo económico y social de las comunidades locales. El turismo genera empleos, ingresos y oportunidades de desarrollo para las comunidades y particularmente para las comunidades originarias que habitan en estas localidades.

 

Otro de los aspectos relevantes es que promocionan la diversidad cultural de México, toda vez que ofrecen una amplia gama de experiencias que permiten a los visitantes conocer la riqueza patrimonial de México.

Entre algunos de los beneficios específicos que los Pueblos Mágicos generan para las comunidades locales están:

La creación de empleos; el turismo genera empleos en una amplia gama de sectores, como la hotelería, la gastronomía, el transporte y el comercio. Incremento de los ingresos: El turismo genera ingresos para las comunidades locales a través de impuestos, cuotas y gastos de los visitantes.

Desarrollo de infraestructura: El turismo puede generar inversiones en infraestructura, como carreteras, servicios públicos y servicios turísticos.

Promoción de la cultura: El turismo puede ayudar a promover la cultura y tradiciones locales a través de actividades como festivales, creación de museos y eventos culturales.

Los Pueblos Mágicos son un importante motor de desarrollo para México y son los empresarios los que han posicionado la marca a través de los años. Por ello la necesidad de que exista una verdadera gobernanza en el campo turístico en el que cada actor social, actor político y entidad económica, haga lo que le corresponde; señaló Gómez Flores.