Llama secretaria Olga Sánchez Cordero a poner en el centro el interés superior de la niñez

Al inaugurar la Reunión de Coordinación entre la Comisión para la Primera Infancia y las Comisiones Estatales del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, enfatizó que la primera infancia debe estar por encima de cualquier interés político o partidario, por lo que hizo un llamado a poner en el centro el interés superior de la niñez.

En ese sentido, la titular de Gobernación dijo que uno de los legados del presidente Andrés Manuel López Obrador, que está comprometido con la niñez, es la Cédula Única de Identidad Digital, la llave para el ejercicio de los demás derechos.

Dijo que se debe tomar mucho interés desde que las y los niños están en el vientre de su madre, por ello hizo una petición formal a la Secretaría de Salud para implementar capacitación al personal médico y de salud para “erradicar cualquier tipo de violencia obstétrica, no solamente por la violencia que sufren nuestras mujeres, sino también por el cuidado y de dar una espléndida intervención respecto a los niños desde el vientre materno”.

Asimismo, afirmó que la dependencia que encabeza toma con gran responsabilidad y compromiso la implementación de la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia (ENAPI) porque “sabemos que atender a la primera infancia es legalmente obligatorio, políticamente necesario, socialmente útil, éticamente correcto, económicamente redituable, y principalmente, humanamente indispensable”.

Confió en que el federalismo abone a la transformación desde lo local y que dará resultados de largo alcance en el mediano plazo. Por ello, con respeto a la soberanía de cada entidad federativa, solicitó a las y los presentes transmitir a la gobernadora, los gobernadores y la jefa de gobierno, a no claudicar en los esfuerzos para implementar la ENAPI, “con el fin de garantizar las adecuaciones técnicas y presupuestales necesarias y trabajar articuladamente, como un solo equipo y con los mismos objetivos, la niñez de nuestro país”.

En su turno, el subsecretario de Educación Primaria de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Marcos Bucio Mújica, mencionó que dicha dependencia “es entidad rectora en lo que atañe a objetivos, principios y programas pedagógicos relacionados con la educación de niñas y niños menores de 3 años”, por lo cual, emitirá en breve la Política Nacional de Educación Inicial que regirá la materia, en cuya creación participan personas expertas, instituciones públicas, organizaciones civiles y multilaterales; ha sido puesta a consideración de autoridades educativas estatales, grupos de agentes educativos y padres y madres de familia.

Añadió que, dadas las condiciones de inequidad en el país, la prioridad por razones de justicia, son niñas y niños en condición de vulnerabilidad, así que se focalizarán esfuerzos de cobertura de educación inicial en municipios que albergan población de bajos recursos y con marginación, que carece de oferta en la materia.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Sipinna, Ricardo Bucio Mújica, remarcó la importancia de la ENAPI para atender a más de 13 millones de infantes entre 0 a 5 años en México, que es el grupo que vive en mayor pobreza de niñez y adolescencia, donde 3 de cada 4 vive con al menos una carencia social.

Subrayó que dicha estrategia es integral e intergubernamental, con visión de igualdad de género, que requiere voluntad política y corresponsabilidad de autoridades de los tres órdenes de gobierno, para asegurar supervivencia, desarrollo, protección y atención de brechas entre la población.

A su vez, el director general del Renapo, Jorge Wheatley Fernández, subrayó que es prioritario garantizar el derecho a la identidad de este grupo de población, primero por registro de su nacimiento y, en este sexenio, por expedición de la Cédula Única de Identidad Digital. Estas acciones, parte de la ENAPI, requieren de coordinación con autoridades estatales para el registro de niños y niñas en la primera infancia.

En su intervención, el director general del Instituto Nacional de Salud Pública, Juan Rivera Dommarco, expresó que es justo que niñas y niños de 0 a 5 años tengan un buen inicio de vida, sin desventajas que les marquen a lo largo de su existencia. Por lo que hay que protegerles desde el embarazo y en su etapa inicial al nacer, donde hay riesgos de muerte que requieren cuidados especiales de prevención en su salud: inmunizaciones, alimentación, lactancia materna y atención a problemas de su salud, todo con cuidados de calidad y cobertura universal.

A la sesión virtual asistieron autoridades estatales de salud y educación, secretarías ejecutivas de sistemas locales de protección de niñas, niños y adolescentes, titulares de comisiones de primera infancia locales y representantes de organizaciones civiles con trabajo en niñez, donde se acordó la revisión y envío de comentarios a la propuesta de ruta de trabajo, generales y específicos, entre la Comisión para la Primera Infancia y las Comisiones Estatales.