CUERNAVACA, Mor.- La temporada invernal está por culminar, sin embargo ante los cambios de clima que se están presentando en el estado, es fundamental que la población se acerque a las unidades médicas y se inmunice contra la influenza estacional para prevenir complicaciones, indicó Marco Antonio Cantú Cuevas, secretario de Salud.Lo anterior, al reiterar que el estado cuenta con abasto suficiente de biológico y destacar que es seguro, eficaz y gratuito.
“Desde el inicio de la temporada invernal, Servicios de Salud de Morelos (SSM), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) han aplicado más de 392 mil dosis, lo que representa un avance sectorial de vacunación del 72.6 por ciento”, detalló.
Cantú Cuevas refirió que el cuidado de la salud es una responsabilidad compartida, en tanto hizo un llamado a la ciudadanía a incluir como un estilo de vida la cultura de la prevención.
“En ocasiones solo valoramos la salud cuando se presenta alguna enfermedad, cuando no debería ser así; es necesario que todos seamos comprometidos y mantengamos estilos de vida saludables, participemos de manera activa en la campañas de prevención y en el caso muy especial de la influenza acudamos a vacunarnos”, indicó.
El titular de la Secretaría de Salud informó que Morelos se encuentra dentro de los tres estados con menos casos de influenza a nivel nacional, e hizo alusión a que en comparación con la temporada anterior se ha registrado un descenso de casi el 50 por ciento.
“Durante la temporada 2018-2019, en la misma semana epidemiológica, llevábamos 62 casos, actualmente 32; esto no significa que bajaremos la guardia, al contrario, nuestra intención es proteger a la población morelense, sobre todo a los grupos vulnerables, como embarazadas, menores de cinco años, adultos mayores y personas con alguna enfermedad crónica”, detalló.
Desde el inicio de la temporada, en el mes de octubre, se han confirmado 32 casos de influenza, la mayoría del tipo AH1N1, en Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Ocuituco y Ayala. Asimismo, se mantienen dos defunciones por este padecimiento.