El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó en Tijuana, Baja California, el inicio del programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, iniciativa encaminada a generar la última cortina de desarrollo en esa región del país a partir de la inversión y la generación de empleos bien remunerados.

El programa contempla estímulos fiscales a empresarios, como la reducción al 20 por ciento del ISR y una reducción del 50 por ciento al IVA; así como el incremento al doble del salario mínimo y la homologación de precios de energéticos con los de Estados Unidos.

El presidente destacó que con este programa –cuya efectividad se  comprometió a evaluar trimestralmente– la zona fronteriza alcanzará en  el largo plazo un crecimiento de hasta el 6 por ciento.

“Esto va a significar más ingresos, más trabajo, más bienestar y más  recaudación para la Hacienda Pública”, puntualizó.

Acompañado de la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, y del  Gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, el titular  del Ejecutivo reafirmó que el Plan contra el robo de combustible  permitirá ahorrar más de 50 mil millones de pesos.