Lecciones de un segundo trimestre no tan malo

Finanzas

Comentarios de Josh Gilbert, analista de mercados de eToro respecto de la temporada de resultados trimestrales:

Muchos esperaban lo peor de los reportes del segundo trimestre, pero resultó que éstos no han sido tan malos. El S&P500 reportará un crecimiento de las utilidades de alrededor del 9.2% y hasta ahora el 77.5% de las empresas ha superado las expectativas.

Viajar es esencial: los consumidores no se quedan en casa

Los resultados mejores de lo esperado de Disney se suman a lo que ya ha sido una sólida temporada de reportes para las empresas de viajes y ocio. El gasto en viajes es sólido y, después de años encerrados, los consumidores no están listos para renunciar a este lujo.

Booking Holdings y Expedia Group experimentaron enormes tasas de crecimiento de utilidades, de 848.2% y 273.5% respectivamente, obviamente dada una comparación interanual débil. Además de esto, Airbnb también apuntó hacia una guía de ingresos récord en el tercer trimestre y ya está viendo mayores reservas e ingresos que en tiempos previos a la pandemia.

Esto también ayudó a American Express y Visa en esta temporada de reportes, ya que los consumidores continuaron gastando en medio del aumento del costo de vida. Además, dado que la última lectura de inflación de EE. UU. probablemente muestra que la inflación ha alcanzado su punto máximo, las cosas parecen positivas para el sector de viajes y ocio.

Una recesión no es inevitable

Los riesgos de recesión han aumentado a lo largo de la temporada de reportes, pero hay fuertes señales de que no todo es pesimismo. En primer lugar, los consumidores siguen gastando a pesar de la debilidad en el índice de confianza del consumidor y, con suerte, la inflación está empezando a enfriarse.

Las estimaciones del margen de utilidad para 2022 han caído del 13.2% a principios de este año al 12.8%, una rebaja pero no precisamente un derrumbe. La mayoría de las empresas mencionaron riesgos de recesión, pero sugirieron que era más probable que se produjera una desaceleración, y aquellas empresas que redujeron sus perspectivas lo hicieron de forma modesta.

Los inversionistas están optimistas

Hay optimismo entre los inversores de que las utilidades pueden capear esta combinación tóxica de inflación, bancos centrales agresivos y una posible recesión, y ha puesto el viento en las velas de los mercados estadounidenses. Desde principios de julio, el S&P500 ha repuntado 10 % debido a que las grandes tecnológicas arrojaron resultados trimestrales saludables y sólidos a pesar del entorno macroeconómico actual.

Esta ha sido una señal para muchos inversionistas de que permanecer invertidos en los mercados en entornos difíciles puede ser gratificante. Los mercados bajistas son desafiantes, pero no duran para siempre y, después de todo, los mercados alcistas se construyen sobre los hombros de los mercados bajistas.

Como ha demostrado la investigación reciente de eToro, el 93% de los inversionistas minoristas australianos mantuvieron sus posiciones o compraron durante la caída en el segundo trimestre, y podemos esperar que esta resistencia continúe durante el tercero.

Los bancos no alcanzaron estimados, pero sus fundamentos son sólidos

En general, las utilidades bancarias generales fueron peores de lo previsto, pero esto era de esperar, dado el aumento de las reservas para pérdidas crediticias. Sin embargo, los fundamentos eran sólidos: el margen de interés neto ha mejorado en todos los bancos y los saldos de préstamos fueron más altos.

Además de esto, si bien los bancos se han preparado para lo peor, la cantidad de consumidores que incumplen es menor que antes del Covid-19, según JP Morgan. Además, todos estos bancos pasaron las pruebas de estrés anuales que muestran que pueden capear una recesión.

En general, los bancos se vieron bastante saludables y esperamos ver un aumento en los dividendos a finales de 2022.

Las interrupciones en la cadena de suministro podrían haber quedado atrás

En los últimos dos años, las interrupciones en la cadena de suministro han causado estragos en casi todas las empresas, pero lo peor podría haber quedado atrás.

La mayoría de las empresas cambiaron la táctica de preocuparse por las cadenas de suministro a promocionar la inflación como el mayor temor. Sin embargo, Elon Musk y Tesla dijeron abiertamente que creen que lo peor de sus problemas con la cadena de suministro probablemente haya quedado atrás. Musk dijo que ve señales de que los precios de las materias primas están en una trayectoria descendente, y las cadenas de suministro se están normalizando.

Con los confinamientos en China llegando a su fin y un respiro en Ucrania con Rusia permitiendo la salida de barcos de carga, parece que las empresas pueden tener menos de qué preocuparse en el frente de la cadena de suministro para avanzar.