Las y los diputados federales del PRI trabajaron con madurez política, aportaron a la gobernabilidad del Congreso de La Unión y la nación en la LXIV Legislatura: Dulce María Sauri Riancho

Política

El Partido Revolucionario Institucional en la LXIV Legislatura deja un valioso legado a la democracia mexicana, contribuyendo al equilibrio con su experiencia y visión de Estado, para dar gobernabilidad al Congreso de la Unión y al país, manifestó la diputada federal, Dulce María Sauri Riancho, al concluir los trabajos de la Comisión Permanente.

En nombre de las y los diputados del Grupo Parlamentario del PRI, destacó la madurez política con la que actuaron frente a la estrategia aplastante y de disciplina ciega de la mayoría, por lo que no sólo respondieron a las iniciativas oficialistas, sino que conformaron una agenda propia, centrada en las necesidades más importantes de las familias mexicanas.

“El Congreso vivió estos tres últimos años una época de claroscuros, de retrocesos graves para nuestra democracia, pero también de avances importantes, especialmente en materia de paridad e igualdad sustantiva”.

La también presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, reafirmó que como legisladores de oposición “aprendimos que ninguna diferencia es tan absoluta que impida la unidad en lo fundamental: la Patria. Así, fuimos capaces, en diversos momentos, de poner por encima de los intereses de partido, lo bueno para las y los mexicanos.

En el recuento de los logros legislativos resaltó que, el Revolucionario Institucional “no escatimó votos ni propuestas para dotar al Ejecutivo Federal del andamiaje jurídico que propuso para crear la Guardia Nacional, sabíamos que en el centro de estas reformas estaba la protección de lo más valioso para el pueblo: su vida y su seguridad. También aprobamos sin excusas, las reformas para el bienestar, como la inclusión en la Constitución de los programas sociales como un derecho de la ciudadanía.

Asimismo, señaló que los legisladores priistas aportaron propuestas relevantes a una reforma que al consolidarse implicará un cambio profundo al reconocer y valorar el gran aporte de las mujeres a nuestra sociedad, como fue la aprobación de la reforma constitucional por la que se crea el Sistema Nacional de Cuidados.

Lo mismo ocurrió con las reformas que promueven la justicia laboral, regulan la subcontratación sin abusos, erradican la facturación falsa, combaten el turismo sexual, reconocen a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, entre muchas otras que atienden las necesidades de las minorías y protegen los derechos humanos de la población.

La diputada federal de Yucatán insistió en que el PRI creó su propia agenda centrada en las necesidades más importantes de las personas y sus familias, por ello, “impulsamos cambios jurídicos para combatir  la extorsión,  delito que merma la tranquilidad y patrimonio de los mexicanos; impulsamos también reformas en materia género, como la paridad en todo, el combate a la violencia digital y la violencia política de género; insistimos en la protección de los derechos de la infancia; promovimos enmiendas para eliminar la discriminación; atender el cuidado del planeta, como la prohibición de los plásticos de único uso, entre muchas otras”.

Sauri Riancho expuso que los integrantes del GPPRI de la Sexagésima Cuarta Legislatura trabajaron en favor de la unidad de los mexicanos, y demostraron que por encima de cualquier interés político está la Patria, mediante el diálogo y el entendimiento, indispensables para avanzar juntos.

“Las y los diputados del PRI perdimos a nuestro coordinador parlamentario, René Juárez Cisneros, un hombre de Estado, un gran servidor de México, un hombre apasionado de su tierra y de su gente, un líder ejemplar, a un mexicano de la cultura del esfuerzo que nos enseñó que se puede soñar y lograr los sueños”, quien, además, construyó la tercera vía de la moderación política que será, sin duda, una gran lección para las y los diputados de todos los partidos que conformarán la sexagésima quinta legislatura, concluyó.