Las Reinas Chulas presentan corta temporada de: “NORA Y LAS PECADORAS” – Canciones dedicadas al pecado –

Cultura

En “NORA Y LAS PECADORAS” las canciones están dedicadas al pecado, a las bajas pasiones y a los delirios del amor, pues todas las cabareteras y cabareteres que se han subido a un escenario habitan ese espacio de pecado; las divas reverenciables, las mujeres cuya desnudez trastorna, vedettes a la disposición de las frustraciones.

Este espectáculo, a cargo de Nora Huerta, acompañada en el escenario por la complicidad musical de su grupo de Pecadoras: Carolina Reyes, Oceana Castañeda, Marina de Ita, María Emilia Martínez y Claudia Arellano; rescata al amor etéreo que muchas veces se gesta con la complicidad de la noche en los cabarets, donde surge esplendorosa la imagen de la pecadora, con esos otros cuerpos, aquellos que se entregan a la liviandad y al pecado. Las que levantan bajas pasiones y deseos prohibidos, viviendo de noche y durmiendo de día.

Aquellas que, en todos los tiempos, han sido mal vistas por gozar de una libertad que los hombres y mujeres decentes no alcanzan a comprender, pero envidian y desean en silencio. Esas que inspiran a los poetas, a los locos, a los ciegos amantes que no pueden ocultar su pasión. Almas que incendian voluptuosos anhelos, cuerpos que son como el emblema de su corazón alocado, locas que hacen enloquecer y por eso mismo las han amado, como aquellas de las que se enamoró Baudelaire.

Las mujeres tienen muchos caminos, casi todos decididos por alguien más: “devoción o consumo”, según las palabras de Monsiváis, uno de esos caminos es el de las pecadoras. Otros cuerpos, trans y queer que las han sublimado dando otro valor a su belleza y concupiscencia. Y algunos otros, y otras, han caído rendidos ante los amores y las caricias de las pecadoras.

“NORA Y LAS PECADORAS” es un recital que busca reivindicar a las pecadoras poco reconocidas, pero que están ahí, en nuestro alrededor. Casi invisibles, pero que se asoman dentro de cada una de nosotras, en las cabareteras que exhiben sus cuerpos con atractivos vestuarios, a esos cuerpos disidentes, a las mujeres mal vistas y en las mujeres de todos los días que fantasean un poco con habitar ese otro cuerpo.

Con un magnífico repertorio musical que rinde homenaje a las mujeres rechazadas de día y solicitadas de noche, las que no tienen pudor, las de moral distraída, a las que se les va la vida entera en la sonoridad de una carcajada. Mujeres que brillan en la existencia y calientan espinas, mujeres de listones azules color amanecer como ojeras de mujer santa, como las describió alguna vez Agustín Lara.  

“Pudor y liviandad, la dualidad feliz y funesta del espectáculo, las indicaciones escénicas en el campo de la moral y la diversión”… Las vedettes… son idolatradas y codiciadas, son juzgadas con santo temor en los hogares cristianos”

 (Carlos Monsiváis).

“NORA Y LAS PECADORAS”, el imperdible tributo musical para las pecadoras, estará en una corta temporada, los sábados 7, 14 y 21 de octubre, a las 19:30 hrs, en el teatro bar El Vicio (Madrid 13, Colonia Del Carmen, Coyoacán). Adquiere tus boletos en: http://sabchnoraylaspecadoras.boletopolis.com/ (450 pesos entrada general); o reserva tus lugares en el WhatsApp de El Vicio: 5537533529 y recíbelos en la taquilla del teatro.

 

¡Que viva el cabaret musical, que viva El Vicio!