Principal Nacional Las finanzas públicas y la deuda pública a octubre de 2017

Las finanzas públicas y la deuda pública a octubre de 2017

238
Compartir

Principales resultados sobre la situación financiera del sector público al mes de octubre:
En enero-octubre de 2017, los ingresos presupuestarios aumentaron 1.2 por ciento real respecto al mismo periodo de 2016 y fueron mayores a los previstos en el programa en 538.8 mil millones de pesos, incluyendo el entero del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM) por 321.7 mil millones de pesos. Sin considerar el ROBM en ambos años y los ingresos por las aportaciones patrimoniales del Gobierno Federal a PEMEX en 2016, los ingresos crecieron 4.1 por ciento real y fueron superiores al programa en 217.1 mil millones de pesos.
El gasto neto presupuestario fue inferior en 6.9 por ciento real respecto al mismo periodo de 2016 y menor a lo previsto en el programa en 15.9 mil millones de pesos, si se excluyen las aportaciones realizadas con recursos del ROBM para la adquisición de activos financieros. Estas aportaciones por un monto de 96.4 mil millones de pesos mejoran la posición financiera del Gobierno Federal, pero incrementan el registro del gasto. Al considerarlas, el gasto neto es menor en 6.3 por ciento real respecto a enero-octubre de 2016 y es mayor en 80.6 mil millones de pesos respecto al programa.
A octubre, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) registraron un superávit de 93.7 mil millones de pesos, lo que representa una mejora de 333 mil millones de pesos respecto al déficit observado en el mismo periodo de 2016. Este resultado está en línea con obtener un déficit de 1.4 por ciento del PIB al considerar el ROBM y cumplir la meta de 2.9 por ciento del PIB aun si se excluye el ROBM al cierre de 2017.
Al cierre de octubre de 2017, la evolución de la deuda pública es congruente con reducir el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) como porcentaje del PIB. Con el PIB base 2008 se anticipaba una reducción de 50.1 a 49.5 por ciento sin ROBM y a 48.0 por ciento con ROBM. Con cifras que consideran el cambio de año base del PIB, se anticipa que el SHRFSP se reducirá de un nivel de 48.7 por ciento al cierre de 2016 a 48.2 por ciento sin ROBM y 46.7 por ciento con ROBM.
Cambio de año base de 2008 a 2013 publicado por INEGI el pasado 31 de octubre.
El INEGI publicó la información del Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM) con el Cambio de Año Base de 2008 a 2013 de acuerdo a los mejores estándares internacionales.
El año base es el periodo de referencia mediante el cual se identifica la dimensión y estructura relativa de las actividades económicas. El objetivo principal de la modificación es que las cifras capturen estos cambios y reflejen mejor la realidad económica del país.
El cambio de año base representó cambios normales en la medición del crecimiento y tamaño de la economía, por tanto, las cifras de Finanzas Públicas previamente reportadas como porcentaje del PIB reflejarán modificaciones como efecto del mencionado cambio de año base. Con el objetivo de fomentar la transparencia en las finanzas públicas, se informa que a partir de este comunicado las cifras de Finanzas Públicas como porcentaje del PIB emplearán la nueva base 2013.
El día de hoy, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregó al H. Congreso de la Unión la Información de Finanzas Públicas y Deuda Pública a enero-octubre de 2017, en cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 107 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Misma que se ha puesto a disposición del público en la página de internet de la Secretaría. A continuación se presentan los principales resultados:
Evolución de las finanzas públicas
Al mes de octubre de 2017, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) registraron un superávit de 93.7 mil millones de pesos, lo que representa una mejora de 333 mil millones de pesos con respecto al déficit del mismo periodo del año anterior. Este resultado obedece al esfuerzo de consolidación fiscal previsto en el programa económico para este año, a la evolución favorable de los ingresos tributarios y al entero del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM).
El balance del sector público acumulado al mes de octubre registró un superávit de 108.5 mil millones de pesos, monto que contrasta de forma positiva con el déficit del mismo periodo del año pasado de 222.4 mil millones de pesos y con el déficit previsto para el periodo de 384.1 mil millones de pesos.
El balance primario a octubre ascendió a 480.8 mil millones de pesos, cifra que representa 4.7 veces el superávit de 102.2 mil millones de pesos registrado en 2016 y que contrasta favorablemente con el superávit previsto para el periodo de 5.0 mil millones de pesos. Este resultado es consistente con el objetivo anual de lograr el primer superávit primario desde 2008.
El balance público sin considerar la inversión de alto impacto económico y social, registró un superávit de 390.1 mil millones de pesos en enero-octubre de 2017, mayor en 471.1 mil millones de pesos a lo previsto para el periodo.
Ingresos presupuestarios del sector público
Los ingresos presupuestarios del sector público durante enero-octubre de 2017 se ubicaron en 4 billones 150.0 mil millones de pesos, monto superior en 538.8 mil millones de pesos a los previstos en el programa[1]. A su interior, los ingresos petroleros fueron superiores en 27.6 mil millones de pesos, los tributarios en 93.1 mil millones de pesos, los propios de las entidades distintas de Pemex en 39.9 mil millones de pesos y los no tributarios en 378.1 mil millones de pesos (321.7 mil millones de pesos corresponden al ROBM).
Respecto al periodo enero-octubre de 2016, los ingresos presupuestarios en términos reales fueron mayores en 1.2 por ciento y en 4.1 por ciento si se excluye el entero del ROBM en ambos años y el ingreso de PEMEX en 2016 por la aportación extraordinaria de Gobierno Federal[2]. La evolución de los principales rubros de ingresos fue la siguiente:
Los ingresos petroleros se ubicaron en 678.5 mil millones de pesos, menores en 8.2 por ciento en términos reales a los del mismo periodo del año anterior, debido a la aportación patrimonial del Gobierno Federal a Pemex en 2016 por 160.7 mil millones de pesos. Si se excluye esta operación de la base de comparación los ingresos petroleros aumentan en 19.2 por ciento real, como consecuencia del incremento en el precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo de 33.7 por ciento (33 dólares por barril –dpb– en 2016 contra 44.1 dpb en 2017) y al mayor precio del gas natural de 44.3 por ciento. El efecto anterior fue compensado parcialmente por una disminución en la producción de petróleo de 9.7 por ciento (2,191 miles de barriles diarios –mbd– en 2016 contra 1,977 mbd en 2017), una menor exportación de petróleo crudo de 4.9 por ciento (1,165 mbd en 2016 contra 1,108 mbd en 2017) y una apreciación del tipo de cambio de 0.7 por ciento ajustado por la inflación.
Los ingresos propios de la CFE ascendieron a 296.4 mil millones de pesos y fueron mayores en términos reales a los del año pasado en 14.0 por ciento, debido al desempeño de la actividad económica y al ajuste en las tarifas eléctricas de uso industrial y comercial.
Los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 2 billones 387.9 mil millones de pesos, monto superior en 0.7 por ciento real respecto a enero-octubre de 2016. Si se excluyen los IEPS a combustibles, el crecimiento de la recaudación fue de 4.2 por ciento real. Al interior destaca el crecimiento del sistema de renta, del impuesto al valor agregado y del IEPS sin combustibles de 4.6, 3.4 y 5.5 por ciento real, respectivamente.
Los ingresos propios del IMSS y el ISSSTE se ubicaron en 296.1 mil millones de pesos, monto superior en 2.9 por ciento en términos reales respecto a los observados en el mismo periodo de 2016, debido a mayores contribuciones al IMSS y productos financieros.
Los ingresos no tributarios del Gobierno Federal sumaron 491.2 mil millones de pesos, cifra superior a la del año previo en 10.5 por ciento real, derivado de mayores contribuciones por derechos y por aprovechamientos. Sin considerar en ambos años el ROBM, se observa una disminución de 11.3 por ciento real respecto al año anterior.
Gasto neto presupuestario del sector público
En enero-octubre de 2017, el gasto neto pagado se ubicó en 4 billones 76.1 mil millones de pesos, monto mayor al previsto en el programa [3] en 80.6 mil millones de pesos. A octubre de 2017, el Gobierno Federal ha registrado como gasto la adquisición de activos financieros por 96.4 mil millones de pesos que tienen como fuente de ingreso el 30 por ciento del entero del ROBM, de acuerdo con lo establecido en el artículo 19 Bis de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, vía aportaciones por 80.0 mil millones de pesos al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), por 13.6 mil millones de pesos al Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC) del Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud y por 2.8 mil millones de pesos a organismos internacionales de los que México es socio. Si se excluye esta operación no recurrente, el gasto neto pagado es menor en 15.9 mil millones de pesos a lo programado para el periodo.
El gasto programable, sin incluir las aportaciones con el ROBM disminuyó 32.4 mil millones de pesos respecto al programa, derivado de un menor gasto en 32.6 mil millones de pesos de la Administración Pública Centralizada, en 22.8 mil millones de pesos de Pemex y en 27.7 mil millones de pesos del IMSS y del ISSSTE, que se compensa en parte con mayor gasto de operación de la CFE por 47.2 mil millones de pesos. Por su parte, el gasto no programable aumentó 16.5 mil millones de pesos respecto al programa, lo que se explica principalmente por un mayor pago de participaciones en 32.5 mil millones de pesos, debido a la evolución favorable de la recaudación federal participable.
Respecto a enero-octubre de 2016, el gasto neto pagado, el gasto primario y el gasto programable fueron inferiores en 6.3, 7.7 y 10.6 por ciento en términos reales, respectivamente[4]. En el periodo destaca lo siguiente:
El gasto neto total excluyendo la inversión financiera, las pensiones, las participaciones y el costo financiero se redujo en 8.2 por ciento real y el gasto corriente estructural disminuyó en 7.3 por ciento real. Ambos indicadores muestran el esfuerzo en materia de contención del gasto.
Los subsidios, transferencias y aportaciones corrientes fueron 14.8 por ciento menores en términos reales.
La inversión física disminuyó en 24.6 por ciento real.
Las pensiones y jubilaciones aumentaron en 2.0 por ciento real.
El gasto de operación aumentó en 2.4 por ciento real debido, principalmente, a mayores costos de operación de la CFE por el aumento en el precio de los combustibles para la generación de energía.
Las participaciones a las entidades federativas aumentaron 6.7 por ciento real debido al tercer ajuste cuatrimestral correspondiente a 2016 y a la favorable evolución de la recaudación federal participable.
El costo financiero de la deuda aumentó en 9.6 por ciento real.
Saldo de la deuda pública
Al cierre de octubre de 2017, el saldo de la deuda neta del Gobierno Federal se situó en 7 billones 135.3 mil millones de pesos. En cuanto a su composición, la deuda interna neta del Gobierno Federal fue de 5 billones 406.2 mil millones de pesos, mientras que la deuda externa neta del Gobierno Federal registró 90.3 mil millones de dólares (equivalente a 1 billón 729 mil millones de pesos).
Con respecto a la deuda neta del sector público federal al cierre de octubre de 2017 (Gobierno Federal, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo) ésta se ubicó en 9 billones 560 mil millones de pesos. La deuda interna neta del sector público federal fue de 5 billones 923.8 mil millones de pesos, mientras que la deuda externa neta del sector público federal se ubicó en 189.9 mil millones de dólares (equivalente a 3 billones 636.2 mil millones de pesos).
Finalmente, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de deuda pública ascendió a 9 billones 617.2 mil millones de pesos en octubre de 2017. El componente interno del SHRFSP se ubicó en 6 billones 43.8 mil millones de pesos, mientras que el externo fue de 186.6 mil millones de dólares (equivalente a 3 billones 573.4 mil millones de pesos).
Al cierre de octubre de 2017, la evolución de la deuda pública es congruente con reducir el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) como porcentaje del PIB. Con el PIB base 2008 se anticipaba una reducción de 50.1 a 49.5 por ciento sin ROBM y a 48.0 por ciento con ROBM. Con cifras que consideran el cambio de año base del PIB, se anticipa que el SHRFSP se reducirá de un nivel de 48.7 por ciento al cierre de 2016 a 48.2 por ciento sin ROBM y 46.7 por ciento con ROBM.
Operaciones relevantes de manejo de deuda
Mercado Interno
Como parte del programa de reducción de deuda, el pasado 26 de octubre, la SHCP llevó a cabo una operación de recompra de valores gubernamentales por 65 mil 846 millones de pesos, utilizando para ello parte del 70 por ciento del ROBM destinado a reducir el endeudamiento del Gobierno Federal en 2017. Esta operación contempló la recompra de Bonos M con vencimiento entre 2018 y 2021 y el Udibono con vencimiento en 2019, lo que contribuye a mejorar el perfil de vencimientos del Gobierno Federal. La participación de diversos inversionistas le permitió al Gobierno Federal recomprar únicamente aquellas posturas que reflejaban adecuadamente las condiciones de los mercados financieros.
Adicionalmente, el 16 de noviembre de 2017 la SHCP realizó una operación de recompra de valores gubernamentales por 34,913 mdp. La operación contempló la recompra de Bonos M con vencimiento en 2018 y 2021 y el Udibono con vencimiento en 2019, lo que contribuye a mejorar el perfil de vencimientos del Gobierno Federal. La participación de diversos inversionistas le permitió al Gobierno Federal recomprar únicamente aquellas posturas que reflejan adecuadamente las condiciones de los mercados financieros.[5]
Los montos asignados para cada instrumento se detallan en el siguiente cuadro:

/cms/uploads/image/file/350263/com1gfh.JPG

Mercado Externo
En cuanto a las operaciones de deuda externa, como parte de la estrategia de para reducir la razón de SHRFSP como porcentaje del PIB, el Gobierno Federal realizó el pasado 2 de octubre una operación de refinanciamiento de pasivos en los mercados internacionales a través de la cual emitió 1 mil 880 millones de dólares a través de una nueva referencia a 30 años, para con dichos recursos pagar anticipadamente el bono en dólares con vencimiento en enero de 2020 por ese mismo monto. Con esta operación se cubre por anticipado el 51 por ciento de las amortizaciones de deuda externa de mercado del Gobierno Federal programadas para 2020, sin incurrir en endeudamiento neto adicional. Además de mejorar el perfil de vencimientos de deuda externa, con esta transacción se reduce el costo financiero al sustituir deuda por una de menor tasa de interés ya que el bono que se pagó anticipadamente tenía una tasa cupón de 5.125 por ciento, mientras que la nueva referencia a 30 años pagará una tasa cupón de 4.6 por ciento.
Uso del ROBM
El pasado 28 de marzo de 2017, el Banco de México enteró 321,653.3 mdp al Gobierno Federal por concepto de su remanente de operación, correspondiente al ejercicio 2016. De conformidad con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), el Gobierno Federal debe utilizar el 70 por ciento de dichos recursos para la amortización de deuda pública contraída en años anteriores o reducir las necesidades de financiamiento del año en curso.
Por su parte, en el comunicado del pasado 29 de marzo de 2017 emitido por la SHCP, se señaló que la estrategia para el uso de los recursos del remanente de operación destinados a reducir el endeudamiento del Gobierno Federal durante 2017, tenía como ejes rectores continuar incrementando la eficiencia del portafolio de deuda, seguir mejorando el perfil de vencimientos y mejorar la posición financiera del Gobierno Federal.[7]
Cabe destacar que con la operación de recompra de valores gubernamentales del 16 de noviembre, concluyó el uso de los recursos provenientes del 70.0 por ciento del remanente de operación, destinado conforme a la LFPRH, a reducir el endeudamiento del Gobierno Federal durante 2017.

/cms/uploads/image/file/350264/Capturadsd.JPG

Se puede consultar mayor detalle sobre las estadísticas de finanzas y deuda pública en la página de la SHCP, en el sitio de Internet: http://bit.ly/1MJmqgZ
Para mayor información y anexos, consultar el archivo PDF adjunto.

[1] Corresponde al Acuerdo por el que se da a conocer el calendario mensual del pronóstico de los ingresos contenidos en el artículo 1º de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2017 y con base en la metodología utilizada para realizar dicho pronóstico, publicado el 7 de diciembre de 2016 en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
[2] En 2016 se realizaron dos operaciones compensadas por un monto de 295.3 mmp asociadas al apoyo financiero que el Gobierno Federal otorgó a Pemex por 134.2 mmp (agosto) y la Comisión Federal de electricidad (CFE) por 161.1 mmp (diciembre), conforme a lo establecido en la Reforma Energética, equivalente al ahorro que las empresas lograron en sus pasivos pensionarios como resultado de las modificaciones que aplicaron a sus esquemas de pensiones y jubilaciones. Además el Gobierno Federal aportó por única vez recursos a PEMEX por 26.5 mil millones de pesos para fortalecer su liquidez. El registro fiscal de estos recursos se refleja como mayor gasto en inversión financiera del Gobierno Federal e ingresos diversos de las Empresas Productivas del Estado por montos equivalentes.
[3] Corresponde a los Calendarios de Presupuesto Autorizados para el Ejercicio Fiscal 2017, publicados el 14 de diciembre de 2016 en el DOF.
[4] Si se excluyen las operaciones extraordinarias derivadas del ROBM en ambos años y en 2016 la aportación patrimonial del Gobierno Federal a Pemex, el gasto neto pagado, el gasto primario y el gasto programable fueron inferiores en 3.1, 4.2 y 6.7 por ciento en términos reales, respectivamente.
[5] Si bien esta operación se encuentra fuera del periodo que se reporta en este Informe, se considera relevante detallarla para mantener una comunicación constante acerca del manejo de la deuda pública.
[6] Equivalente a 215.6 millones de udis.
[7] https://www.gob.mx/shcp/es/prensa/comunicado-no-058-la-secretaria-de-hacienda-y-credito-publico-anuncia-la-recepcion-del-remanente-de-operacion-2016-del-banco-de-mexico?idiom=es
[8] Si bien la cancelación de deuda en circulación fue por un monto de 40,000 mdp, para el uso del ROBM se considera el precio de recompra para los títulos cotizando por debajo de par y el valor nominal (100 pesos) para los valores recomprados por arriba de par. Por lo anterior, el monto utilizado del ROBM para esta operación fue de 39,071 mdp.
[9] El 29 de junio de 2017, el Gobierno Federal anunció en el programa de subastas del tercer trimestre del año un ajuste a la baja en el monto total de colocación por aproximadamente 5,620 mdp respecto al monto de endeudamiento originalmente previsto en ausencia del ROBM. Al cierre del tercer trimestre, la reducción en el endeudamiento observada fue de 5,618 mdp.
[10] Si bien la cancelación de deuda en circulación fue por un monto de 65,846 mdp, para el uso del ROBM se considera el precio de recompra para los títulos cotizando por debajo de par y el valor nominal (100 pesos/100 udis) para los valores recomprados por arriba de par. Por lo anterior, el monto utilizado del ROBM para esta operación fue de 65,489 mdp.
[11] Esta cifra es aún aproximada, debido a que el monto de recursos utilizado como resultado de la reducción en el programa de colocación del cuarto trimestre de 2017 todavía es una cifra estimada.