Las decisiones erradas de Hugo López-Gatell en la crisis sanitaria ponen en riesgo la vida de los mexicanos: Movimiento Ciudadano

Desalentar el uso de cubrebocas, como lo hizo Hugo López Gatell en conferencia nacional, va en
contra de las recomendaciones que autoridades de salud internacionales realizaron para evitar el
contagio del Coronavirus.No son pocas las decisiones del subsecretario de Salud que han puesto en riesgo la vida de los
mexicanos: permitió la realización de eventos masivos cuando los expertos ya advertían el grave
riesgo de contagio del virus; desestimó la aplicación de pruebas rápidas e implementó con retraso
los filtros en aeropuertos.
El desdén que manifestó en conferencia nacional el subsecretario de Salud, Hugo
López-Gatell, por el uso del cubrebocas para evitar la dispersión del COVID-19 en la
población, va en contra de las recomendaciones emitidas por autoridades internacionales
y pone en riesgo la vida de las y los mexicanos al desalentar su uso.
La Organización Mundial de la Salud justificó el uso del cubrebocas cuando las personas se
encuentran en lugares concurridos y no pueden guardar la sana distancia; también,
cuando no pueden tomar las medidas básicas de higiene, como el lavado constante de
manos.
Tras la experiencia que el virus dejó en China, científicos del Centro Chino para el Control y
Prevención de Enfermedades y del Instituto para los Sistemas de Biología, han destacado
que el uso del cubrebocas en la población, entre personas que infectadas y no del virus,
reduce drásticamente el contagio. Por su parte, especialistas de la UNAM han
recomendaron su uso en lugares concurridos, como en el transporte público o
supermercados para evitar la propagación.
1
Sin embargo, frente a miles de mexicanos atentos a las conferencias del Gobierno de
México sobre el avance y las medidas sanitarias para frenar el Coronavirus, López-Gatell
desconoció la evidencia científica sobre la utilidad del cubrebocas para evitar el contagio,
y hoy, en la Mañanera, el Presidente también desestimó su uso justificando que “no me
pongo el cubrebocas porque no me lo recomienda Hugo, le pregunté y él ya tiene una
explicación sobre eso”.
La actitud irresponsable del subsecretario de Salud, quien encabeza las medidas
implementadas por el Gobierno Federal para controlar el virus, desalienta a las personas
al uso del cubrebocas y en consecuencia los pone en riesgo de contagiarse de Coronavirus.
Está no es la primera decisión de López-Gatell que pone en riesgo la vida de los
mexicanos.
Tres días después de que la Organización Mundial de la Salud declaró el COVID-19 como
pandemia, permitió que se realizara el festival masivo del Vive Latino en la Ciudad de
México, y semanas después, los medios de comunicación informaron sobre la muerte por
COVID-19 de uno de los policías encargados de la seguridad en el evento.
Hoy, la Ciudad de México es la entidad que más personas infectadas y fallecidas por
COVID-19 reporta diariamente, situación que no ocurre en Estados que, ante la
descoordinación del Gobierno Federal, aplicaron con anticipación las medidas
recomendadas por expertos, como la cancelación de eventos masivos y la recomendación
a quedarse en casa.
Aunque el subsecretario de Salud presumió que México fue uno de los primeros países en
poner filtros sanitarios en los aeropuertos internacionales, los usuarios denunciaron y
exhibieron en las redes sociales que no existía ninguna revisión sanitaria a pasajeros de
vuelos internacionales provenientes, por ejemplo, de Estados Unidos, que ya reportaba
una curva elevada de personas infectadas.
Otra decisión errada de López-Gatell fue al permitir la venta de mascarillas a China, sin
prever que semanas adelante México las necesitaría ante la propagación del virus y que
2
tendría que volver a comprarlas a un precio mayor, así quedó expuesto en una entrevista
que otorgó al medio de comunicación The Economist.
Hoy, en plena Fase 3, México sigue comprando mascarillas y otros insumos que requiere
el personal médico para atender a las personas enfermas. Además, doctores y enfermeras
no han dejado de manifestarse por la falta de material para enfrentar la pandemia.
Una decisión más de López-Gatell que fue en contra de las recomendaciones
internacionales, fue cuando se negó a realizar “pruebas, pruebas y más pruebas” para
conocer la magnitud del contagio del virus en el país, atender con tiempo a las personas
infectadas y contener las cadenas de contagio.
Movimiento Ciudadano hace un llamado urgente al Gobierno de México para corregir y
fortalecer las medidas de prevención y contención aplicadas contra el Coronavirus, así
como a atender la experiencia que el virus dejó en otros países y las recomendaciones
internacionales.