Con motivo de la promoción cultural del estado invitado en la edición 40 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el Consejo para la Cultura y las Artes (CONARTE) de Nuevo León, anunció la publicación de Biblioteca de las Artes, tres tomos que revelan un amplio bagaje cultural.

En la presentación estuvieron Alejandro Rodríguez, titular del área de Desarrollo y Patrimonio Cultural de CONARTE; Víctor Zúñiga, director de la División de Educación y Humanidades de la Universidad de Monterrey; y el coordinador del primer tomo de esta serie, Miguel Covarrubias.

“Lo que buscamos es conectar el pasado con el presente, y por primera vez, CONARTE se concentró en una coordinación editorial de todas las publicaciones”, afirmó Alejandro Rodríguez, quien puntualizó que, en el pasado, CONARTE se dedicaba a publicar únicamente un corpus literario.

Desde 2011 se planteó un proyecto editorial que conectara la literatura con: el arte, las artesanías, teatro, gastronomía, artes visuales y escénicas, y, demás, disciplinas artísticas del estado.

El funcionario explicó que, para concretar el proyecto, se recurrió a la asesoría de un experto en historia de la literatura que orientara la forma de estructurar del libro, y que definiera el contenido para el primer tomo.

“Aunque parece un libro de recopilación o información muy suscita, realmente es soporte de la cultura de Nuevo León, por un lado; y por el otro, revela qué entiende la sociedad por cultura, libro, y periódico”, indicó el coordinador del primer tomo, Alejandro Rodríguez.

Relató el avance en el reconocimiento de las artes en un estado que ha resaltado, por ser industrial, mientras que a la cultura se le había dejado de lado. “Luego, en la universidad se pensó en premiar a los catedráticos en ciencias exactas, pero no había un premio de las artes ni humanidades, por ello se creó un premio de las artes”, contó.

Por otro lado, Víctor Zúñiga confirmó que el esfuerzo del consejo “se materializa en tomos que buscan dejar el pasado y futuro de las artes”. El investigador declaró que coordina un cuarto tomo sobre la panorámica de políticas culturales del estado, en el que incluye artículos de promotores y gestores culturales de la época del porfiriato.

Los tres tomos pertenecen a dos colecciones editoriales: la primera es la Biblioteca de las Artes y la segunda es La memoria del futuro “porque, publicamos la memoria que sea motivo de reflexión en un futuro”, reveló Alejandro Rodríguez.

El proyecto arrancó con el volumen de literatura, pero el objetivo principal es ofrecer el panorama de las artes que ofrece Nuevo León. Cada volumen trabaja con diferentes áreas de las artes: el Tomo I está dedicado a la literatura y poesía; el Tomo II, es sobre historias escénicas, coordinado por Luis Marín; y el Tomo III, va dedicado a las artes visuales, en coordinación de Eliseo Garza Salinas.