La Organización Panamericana de la Salud ha publicado unas recomendaciones generales y pedido a los países que fortalezcan sus actividades de vigilancia para detectar pacientes con enfermedades respiratorias agudas e informar al personal médico sobre el brote mortal que se ha extendido a varios países asiáticos. También ha alertado sobre el flujo de viajeros desde china la próxima semana con motivo de las celebraciones de año nuevo.

La Organización Panamericana de la Salud, sucursal en las Américas de la Organización Mundial de la Salud, ha emitido recomendaciones a los Gobiernos de la región ante el brote de coronavirus en China cuyos casos también se han extendido a otras tres naciones asiáticas y a los Estados Unidos, donde se ha reportado el primer caso este martes.

Según la Organización, a la fecha continúa la incertidumbre sobre el nuevo patógeno y el espectro de manifestaciones que pueda causar, así como la fuente de infección, el modo de transmisión, el periodo de incubación, la gravedad de la enfermedad y las medidas específicas de control.

La evidencia actual sugiere que la transmisión de persona a persona es limitada, lo cual sería consistente con lo que se conoce sobre otros patógenos similares. En particular, la transmisión de persona a persona, incluido en el entorno nosocomial (intrahospitalaria), ha sido documentada para otros coronavirus emergentes, como el Síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

“Por ende, las medidas de control tomadas para SARS y MERS pueden guiar interinamente a la repuesta contra este nuevo patógeno”, aseguró la Organización en un comunicado.

Hasta el 20 de enero, se habían confirmado 278 casos en China, dos Tailandia, uno en Corea,uno en Japón y uno en los Estados Unidos. Todos los casos externos se tratan de pacientes que recientemente viajarona la ciudad de Wuhan, en China, donde se han reportado seis muertes.

Las recomendaciones generales

La OPS alienta a los países a fortalecer las actividades de vigilancia para detectar pacientes con enfermedad respiratoria aguda: “Los profesionales de la salud deben estar informados acerca de la posibilidad de la aparición de una infección causada por este virus y las acciones a implementar en caso de un caso sospechoso.

Debido a la posible importación de casos del nuevo coronavirus, la Organización recomienda que los Estados verifiquen las prácticas de prevención y control de infecciones en los establecimientos de salud, que estén familiarizados con los principios y procedimientos para manejar las infecciones por el nuevo coronavirus y estén capacitados para consultar sobre el historial de viajes de un paciente para vincular esta información con datos clínicos.

La OPS, que no recomienda ninguna evaluación en los puntos de entrada con respecto a este evento, ni ninguna restricción sobre viajes o comercio, se encuentra monitoreando de cerca la evolución epidemiológica de la situación y proporcionará orientación más detallada cuando esté disponible.

La agencia de salud de las Naciones Unidas pide brindar a los viajeros, que entran y salen de las Américas y el mundo, información que estimule y facilite la búsqueda de atención médica en el caso se presente una enfermedad antes, durante, o después de un viaje internacional, así como estimular las buenas prácticas para reducir el riesgo general de infecciones respiratorias agudas durante los viajes, tal como observar la etiqueta de tos y lavado de manos frecuente.

Para quienes viajan o han viajado a China

Específicamente para los viajeros con destino a la ciudad de Wuhan, la OPS pide invitarles a que eviten el contacto tanto con individuos que presentan enfermedades respiratorias agudas, como con lugares donde estén presentes animales de granja o salvajes, vivos o muertos.

También sugiere identificar y movilizar, de forma coordinada, tanto a las instancias del sector público (por ejemplo, aquellas que operan en puntos de entrada, Ministerio de Turismo, Cancillería), como a las entidades del sector privado (por ejemplo, operadores del sector turístico, operadores de medios de transporte, operadores de puntos de entrada, empresas que llevan actividades comerciales con la ciudad de Wuhan y que conlleven viajes a esa ciudad o estadía de personal en la misma), para que contribuyan en la diseminación de la información preparada por las autoridades de salud.

Asimismo, asegura que se trata del momento para aprovechar y revisar juntamente con las instancias del sector público y del sector privado que operan en puntos de entrada, y las instancias del sector salud, los procedimientos para el manejo de eventos agudos de salud pública, y la disponibilidad de insumos de protección personal.

La OPS también ha alertado sobre las celebraciones del Nuevo Año Chino el 25 de enero del 2020, que, además de importantes desplazamientos internos a China, podrían también implicar variaciones del flujo de viajeros internacionales, por lo que asegura es conveniente identificar las fuentes correspondientes (por ejemplo, Autoridad Nacional de Aviación Civil, Ministerio de Turismo) y proceder con el análisis histórico de los flujos de viajeros y medio de transportes procedentes de la ciudad de Wuhan.

“Mientras la precisión de dicho ejercicio podría ser limitada, se considera que el acceso, manejo, y familiarización con este tipo de datos e información son críticos para la evaluación de cualquier tipo de riesgo de salud pública”, asegura la Organización.

Misión de la Organización Mundial de la Salud

Un equipo de la Organización Mundial de la Salud se encuentra en Wuhan en China para llevar a cabo una investigación sobre el brote de coronavirus. El portavoz de la Organización ha insistido en que aún hay que investigar cómo se transmite el virus, la severidad de la enfermedad y el origen y la magnitud del brote.

“Según la información de la que disponemos actualmente, un animal parece ser la fuente principal de este brote, con una transmisión entre personas limitada y que solo ocurre entre contactos cercanos. Según las experiencias previas con enfermedades respiratorias y otros brotes de coronavirus, se está produciendo transmisión de persona a persona”, dijo. 

La agencia de la ONU encargada de velar por nuestra salud ha convocado a su comité de emergencias este miércoles para decidir si declara una alerta sanitaria internacional.