Lanzan Reto de Edificios Eficientes en Monterrey

Nacional
  • En las ciudades se produce más del 75% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, y la proporción de la población mundial que vive en ciudades sigue creciendo rápidamente.
  • América Latina, comparada con otras del mundo es esencialmente urbana. Se prevé que para el 2050, el 89% de la población vivirá en ciudades.
  • El sector edificación crece rápidamente, el 60% de las edificaciones que existirán para el 2050 en el mundo, no se han construido todavía.

MONTERREY, Nl.- La celebración del Acuerdo de Colaboración del Acelerador de Eficiencia en Edificaciones (BEA) y el lanzamiento del Reto de Edificios Eficientes Monterrey representan compromisos que se convierten en acciones para avanzar en busca de una visión compartida de edificaciones y ciudades altamente eficientes y con cero emisiones netas de carbono, aseguró Adriana Lobo, directora Ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) para México y Colombia.

Durante la presentación, a la que asistieron el Alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Rojas; Betsabé Rocha Nieto, Secretaria de Desarrollo Económico de Monterrey; Laura Ballesteros, Secretaria de Desarrollo Urbano Sostenible de Monterrey, Lobo expuso que el documento firmado tiene diversos ejes de trabajo para avanzar la agenda de cambio climático y en materia de mitigación y adaptación.

El Reto de Edificios Eficientes (REE) impulsa la implementación de acciones y medidas de eficiencia energética que ayudan a reducir el consumo energético e impacto ambiental de edificaciones existentes, lo que se traduce en beneficios económicos, ambientales y una mejor calidad de vida para todos.

Adriana Lobo aseguró que los gobiernos locales tienen la gran oportunidad de contribuir al cumplimiento de metas y compromisos globales y nacionales, pues entre el 50% y el 80% de las acciones necesarias para la mitigación de emisiones y la adaptación al cambio climático se realizan a nivel local.

“Por ejemplo, la adopción de un conjunto de medidas de bajas emisiones en los sectores de los edificios, el transporte y los residuos podría reducir las emisiones urbanas de GEI en un 34% en 2030, y en un 87% en 2050”, expuso.

Adelantó que WRI actualmente se encuentra en su proceso de planeación al 2030, y que la eficiencia energética es un tema relevante al ser una de las medidas más costo efectivas, económica, ambiental y socialmente.

En este sentido, agregó que en las ciudades se produce más del 75% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI), y la proporción de la población mundial que vive en ciudades sigue creciendo rápidamente. La región de América Latina, comparada con otras del mundo, es esencialmente urbana. Se prevé que, para el 2050, el 89% de la población latinoamericana vivirá en ciudades.

Finalmente, compartió que WRI avanza las agendas relacionadas con bosques urbanos e infraestructura verde, que serán muy importantes tanto en mitigación como en adaptación, y que contribuirán a la tan clara crisis de estrés hídrico que agobia hoy a la población.

Por su parte, el Alcalde Luis Donaldo Colosio Rojas expuso que, en materia de eficiencia energética, no sólo lanzan el reto, sino que, normativamente, se prepara en paralelo la reconfiguración normativa hacia una economía verde.

“El edificio más sostenible y verde debe ser el que ya existe, no los futuros”, dijo.  Los edificios que se construyen hoy seguirán vivos en el 2030, por lo que se comprometió a participar en este reto, mediante el cual, añadió, transformarán uno de los edificios más ineficientes, el Palacio Municipal de Monterrey.

“Por eso agradezco mucho esta gran iniciativa de WRI y esta gran alianza para hacer el llamado a toda la ciudad, y de la mano del Tec de Monterrey y otras instituciones y empresas, cámaras, asociaciones y ciudadanos, queremos convertirnos en ejemplo a seguir en construcciones de edificios verdes, eficientes, para captar mejor la luz, reducir el uso de energía eléctrica”, propuso.

Por su parte, Andrés Flores, director de clima y energía de WRI México, aseguró que, entre los beneficios para la ciudad, se encuentran el crecimiento económico, la generación de nuevos mercados y empleos verdes, la reducción de gases de efecto invernadero, la reducción de inversiones en infraestructura eléctrica y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

Durante su intervención, Betsabé Rocha Nieto, Secretaria de Desarrollo Económico de Monterrey, expuso que, para 2030, el 80% de las personas vivirán en las ciudades, pero que no están preparadas, pues hoy emiten el 75% de los GEI y, de estos, el 40% es por edificaciones.

“La red eléctrica, esa infraestructura es insuficiente. Si no pensamos en el largo plazo, hoy no hay ciudades que no pueden crecer, por eso tenemos que hacernos más eficientes”, llamó.