El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, lamentó que el gobierno federal no reconozca el diagnóstico y tratamiento de la economía, frente a la crisis financiera mundial y la caída del petróleo.

“Es una irresponsabilidad por parte del gobierno federal porque hay tres fondos que se crearon antes de esta administración para atender momentos de crisis: el de estabilización petrolera; el de gastos catastróficos, en el tema de salud y el de estabilidad para ingresos presupuestales. Entonces, es un gobierno que juega con no conocer la realidad o simula diciendo que tiene otros datos”, indicó en rueda de prensa.

Romero Hicks reconoció el esfuerzo del gobierno federal por mantener las finanzas públicas estables, pero “la economía no está funcionando, los indicadores están poniendo en estado de alarma el precio del petróleo, que estaba a 35 pesos el viernes pasado y ahora está en 24 pesos, y las bolsas de valores el día de ayer decrecieron entre 4.0 por ciento y 11.0 por ciento”.

Aseguró que el precio del petróleo se va a tener que ajustar porque “si no hay recaudación, no hay ahorro, no hay inversión y, evidentemente, no hay gasto público.

“El presupuesto se hizo sobre una base mayor en ingresos petroleros, una proporción muy significativa del Presupuesto de Egresos (de la Federación) depende del ingreso petrolero, si esto no se corrige va a tener que haber recortes y adaptaciones”, enfatizó.

El líder parlamentario explicó que en los ajustes que tienen que ver con la Cámara de Diputados realizarán una revisión y pedirán a la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación que “nos indiquen cómo están estos aspectos, ya que el papel del Congreso es el de la fiscalización y control”.

“Todo se vino prácticamente del día domingo hasta hoy, vamos a esperar lo que nos indica (la Secretaría de) Hacienda y Crédito Público y el Banco de México (Banxico)”, dijo.

En entrevista por separado, el diputado Miguel Alonso Riggs Baeza (PAN) consideró que el gobierno debe reorientar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, para que pasen del clientelismo a la productividad.

“El gobierno tiene que motivar a la economía en un aumento en el gasto público, pero no en un gasto corriente, sino en un gasto en infraestructura y, sobre todo, trabajar en temas de salud y seguridad”.

Respecto de si el paro de las mujeres tuvo repercusiones en la economía, Riggs Baeza aseveró que definitivamente sí y sostuvo que de no presentar una estrategia para protegerlas el gobierno federal demostraría que no le importan.