La universidad pública es un instrumento diseñado para generar y transmitir conocimiento y, a través de ello, transformar a las sociedades, afirmó aquí el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Al participar en un panel sobre la Universidad del Futuro, en compañía de sus homólogos de las universidades de Salamanca (USAL), de España, Ricardo Rivero; y de Coímbra, de Portugal, Amílcar Falcão, el rector Graue destacó la necesidad de que estas instituciones modernicen y actualicen sus procesos para responder con oportunidad y eficiencia a los requerimientos del país.

“La universidad es un bien público y, como tal, debe ser un factor decisivo para el bienestar de la sociedad y la nación”, enfatizó.

Graue manifestó también que la UNAM está comprometida con la internacionalización, y prueba de ello es el impulso que se da a la movilidad de unos cinco mil estudiantes cada año. Se refirió igualmente a las sedes que la Universidad tiene en nueve países y en varias ciudades de Estados Unidos y Canadá, las cuales han sido fundamentales en su política de internacionalización.

El diálogo se llevó a cabo en el marco de las celebraciones por el 800 aniversario de la USAL.

Previamente, Graue asistió a la develación de una placa por los 800 años de la institución salmantina, en el Patio de las Escuelas Mayores. En el acto estuvieron Rivero y Falcão, así como el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo.

El rector visitó además dos centros educativos de la USAL para promover la oferta de posgrado de la Universidad Nacional, conformada por 92 planes de maestría y doctorado, y 250 especializaciones.