La UAM y la UG afrontan problemas estructurales revelados por el COVID-19

Cultura

La colaboración académica entre las universidades Autónoma Metropolitana (UAM) y de Guanajuato (UG) es una muestra de los espacios de participación colectiva que abonan para hacer frente a los problemas estructurales que la pandemia de COVID-19 ha revelado en todos los niveles, aseguró el doctor José Antonio De los Reyes Heredia, rector general de la Casa abierta al tiempo.

Durante la bienvenida a la Cátedra Interinstitucional: El quehacer universitario. Diálogos sobre las universidades en la pandemia, afirmó que la crisis sanitaria y el confinamiento provocaron la necesidad de replantear los entornos encaminados a propiciar la cooperación, la solidaridad y la resiliencia en momentos complicados, “con el propósito de superar el momento más difícil de nuestra historia con inclusión, respeto a la diversidad y perspectiva humana”, puntualizó.

Como parte del Diálogo 1 titulado La universidad durante la pandemia el doctor Luis Mier y Terán Casanueva, investigador del Departamento de Física de la Unidad Iztapalapa, expuso que la UAM ha estado preocupada por continuar con sus actividades sustantivas ante el contexto actual.

Con la intención de garantizar el avance en la formación de los jóvenes y la práctica del personal docente se implementó el Proyecto Emergente de Enseñanza Remota (PEER) –caracterizado por ser contingente, multitecnologías, flexible e incluyente– que ha sido instrumentado en cinco trimestres, incluyendo el actual.

El PEER es sometido a evaluación en cada edición tomando en cuenta las condiciones de la comunidad para implementar mejoras, además de que no modifica el modelo educativo, expresó.

La Institución se ha comprometido a apoyar a la población estudiantil que no contara con equipo de cómputo mediante becas en especie consistentes en una tableta con conectividad a internet y una tarjeta SIM con 30 GB de Red.

El doctor Manuel Fermín Villar Rubio, miembro de la Junta Directiva de la Universidad de Guanajuato, comentó que ante la pandemia y post pandemia las universidades deben comenzar a trabajar en la reestructuración de sus planes curriculares en la conformación de una nueva manera de entender los procesos de enseñanza-aprendizaje.

“Se trata de nuevas formas de enseñanza basadas en el alumno, quien aprende, practica e interactúa en función de sus intereses, y el profesor, que es un facilitador, apoya en el desarrollo integral del estudiante”.

En la segunda mesa de diálogo con el tema Comunidades universitarias y salud mental en la pandemia, el doctor Rafael Bojalil Parra, docente de la Unidad Xochimilco, abordó la encuesta de salud física y mental realizada entre la colectividad e impulsada por un comité de expertos COVID-19 en la UAM –establecido en febrero de 2020– que diera insumos para un futuro retorno a las actividades de manera presencial.

“Se hizo una selección representativa de toda la población universitaria para estudiar 7 mil 150 casos divididos en tres sectores: académicos, administrativos y estudiantes de las cinco unidades, más la Rectoría General mediante un cuestionario y toma de muestras”.

Entre los resultados obtenidos hasta el mes de julio se encontró que los alumnos, en su mayoría mujeres, son el sector que más ansiedad y estrés han presentado durante la pandemia, así como trastornos del sueño, soledad y depresión.

El tener estos datos “nos permite fomentar entre la comunidad universitaria información para que pueda tener un mayor autocuidado y saber cuándo y cómo solicitar ayuda”, indicó el investigador del Departamento de Atención a la Salud.

Entre las acciones de apoyo y prevención, sostuvo que la UAM cuenta con un servicio de atención psicológica vía telefónica, además de organizar pláticas y programas radiofónicos para el cuidado del bienestar de la colectividad.

“El apoyo social y los vínculos familiares son trascendentes en el combate a la ansiedad y la depresión; todo lo que tiene que ver con el involucramiento emocional, el sentido de comunidad, el reconocimiento, las interacciones con otras personas y la sensación de resiliencia son importantes”.

La doctora Isaura Arreguín Arreguín, académica de la División de Ciencias de la Salud e Ingenierías de la Universidad de Guanajuato campus Celaya-Salvatierra, refirió que en la UG se ha brindado a la población servicio en materia de salud mental, con el fin de resolver las problemáticas psicológicas derivadas de la situación de contingencia, mediante un proyecto de atención psicológica en línea y un chat que hasta el momento ha brindado 992 sesiones de seguimiento.

En las mesas de diálogo de la Cátedra Interinstitucional: El quehacer universitario. Diálogos sobre las Universidades en la pandemia –moderadas por el doctor Eduardo Pérez Alonso, director de la División de Derecho, Política y Gobierno de la UG– también estuvo presente el doctor Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general de la Universidad de Guanajuato.