Investigadores y alumnos de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana desarrollaron el proyecto IntraNET Comunitaria UAMI, una opción de comunicación que pretende aumentar la conectividad y convertirse en una vía para que poblaciones indígenas y marginadas –incluso aquellas sin Red– compartan contenidos propios.

El objetivo es desplegar un sistema modular que posibilite conectar y ampliar la cobertura en localidades con tales características, con base en un dispositivo programable “que opere como encaminador o router de gran alcance, permitiendo la interconexión entre terminales para crear redes de datos, Intranet o tener acceso a Internet”, expuso el doctor Enrique Rodríguez de la Colina, investigador del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Unidad Iztapalapa.

El origen del estudio fue una colaboración con jóvenes colombinos que realizaban una estancia doctoral en esa sede universitaria –supervisados por el doctor Rodríguez de la Colina– quienes operaban Intranets en su país, lo que hizo surgir la idea de tener una en la UAM con un servicio para contenidos y aplicaciones de la misma comunidad, utilizando software libre y plataformas como si fuera una red inalámbrica, puntualizó.

Para que alcanzara un impacto social “vimos IntraNET como otra opción de conexión”, es decir, que no dependiera de grandes empresas proveedoras de servicios en la materia, que en general no están interesadas en atender las necesidades de las colectividades que no representen ganancias económicas.

A lo largo de seis años “hemos trabajado en regiones indígenas de Nayarit, Jalisco y Oaxaca a las que propusimos colocar pequeñas estaciones capaces de transmitir a nivel local, con el fin de ir formando una red que fuera de su propiedad, a través de un esfuerzo colaborativo que involucra la participación de los habitantes.”

La misma iniciativa surgió hace diez años en la Unidad Iztapalapa y ahora cuenta con equipo instalado en un edificio, donde IntraNET Comunitaria UAMI distribuye material y aplicaciones elaborados por alumnos.

A partir de estas experiencias “nos percatamos de la necesidad de explorar el hardware y el software libres para la interconexión, lo que nos llevó a combinar la investigación y el desarrollo tecnológico en otro proyecto sobre radios programables y principios de radios cognitivos –adaptados a su entorno mediante algoritmos de inteligencia artificial– que en este caso funcionan como routeadores y requieren sólo de programación del hardware para cambiar la forma de operación, sin modificar el sistema”, apuntó el doctor Rodríguez de la Colina.

Este segundo estudio consiste en diseñar un “router de bajo costo con algoritmos para la cobertura de largo alcance que sea modular” y para cuya generación se planteó el uso de firmware –un programa informático que establece la lógica de más bajo nivel– de código abierto con hardware genérico de costo mínimo y algoritmos nuevos, con el fin de lograr mayor alcance de la red y un empleo innovador de los mecanismos de radios programables que permita además el manejo del sistema completo o de algunos módulos, dependiendo de las condiciones de cada comunidad.

Este conjunto de técnicas ofrece flexibilidad en la modificación y optimización del funcionamiento de los esquemas acoplados que conforman el dispositivo propuesto, lo que permite extender la conexión de Internet o la cobertura de Intranets, haciéndola adaptable gracias a la programación mediante herramientas de software libre, especificó el investigador.

Una parte fundamental del diseño radica en la implementación de variantes de algoritmos basados en el método de modulación multiplexación por división de frecuencias ortogonales (OFDM, por sus siglas en inglés) los cuales –aunados a metodologías de diversidad espacial, por ejemplo MIMO– buscan una transmisión de datos con gran cobertura, proporcionando una velocidad y una calidad que mejoran la comunicación.

Ambos trabajos contendieron en el Concurso LACNIC –Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe– una organización no gubernamental con sede en Uruguay cuya función es asignar y administrar los recursos de numeración de Internet y contribuir a su avance en la región, mediante una política activa de cooperación a través de FRIDA –Fondo Regional para la Innovación Digital en América Latina y el Caribe– una iniciativa de LACNIC para premiar y subvencionar proyectos.

IntraNET Comunitaria UAMI –que procura la conexión y la creación de aplicaciones y contenido digital en territorios marginados y comunidades rurales e indígenas– fue seleccionado entre tres finalistas para el galardón FRIDA, mientras que router de bajo costo con algoritmos para cobertura de largo alcance ganó una subvención por un año.

En ambos participan alumnos de posgrado, servicio social o que realizan propuestas terminales de licenciatura, lo que les brinda la oportunidad de contar con apoyos y becas para adquirir equipos de pruebas y llevar a cabo una investigación que dejaría un impacto social en comunidades y en la misma Universidad, al generar conocimiento que pueda compartirse libremente, expuso el profesor.

La intención es que la tecnología creada sea cien por ciento de la UAM y que se pueda compartir con todo mundo, sin embargo, “todavía estamos en una etapa experimental en muchos de los procesos”, sobre todo en los algoritmos de recepción-transmisión.

En cuanto a las poblaciones, la pretensión es buscar la inclusión digital para que puedan interconectarse –en algunos casos incluso por primera vez– acceder a los saberes y comunicarse de una manera oportuna y eficiente; esto comprende zonas indígenas y urbanas donde todavía hay rezago en este ámbito.

Magaly Cortés Vázquez, matriculada en el Pos-grado en Ciencias y Tecnologías de la Información, dijo que el propósito principal es plantear un sistema de comunicación modular para integrar diferentes desarrollos que ya se habían empezado a hacer por otros estudiantes como parte de sus actividades de titulación o doctorales.

Además de producir un dispositivo y cumplir la meta del proyecto, “la idea es ir a las regiones y una vez que tengamos los módulos funcionando con ciertas características, se aplicaría una metodología para replicar esto con un hardware que las poblaciones puedan conseguir a bajo costo”.

Ricardo Ramírez, alumno de la Licenciatura en Ingeniería Electrónica, destacó que su participación consiste en lograr un amplificador y una antena de diversidad espacial que propicien la conectividad. “Podemos sacar mucho provecho” de esto en materia de comunicación y hacer que las poblaciones aledañas a la UAM accedan a los materiales digitales de la Casa abierta al tiempo.