La transparencia y rendición de cuentas, principios democráticos que deben guiar la acción de toda institución pública

Política

Como parte del compromiso que tiene el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con la sociedad, para generar propuestas constructivas, se llevó a cabo el Noveno Concurso Nacional de Ensayo en Materia de Justicia Electoral, Justicia Abierta, Transparencia, Acceso a la Información, Protección de Datos Personales y Archivos 2022, con el cual se incentiva a las y los jóvenes para crear prácticas innovadoras, sostenibles y replicables en el ámbito de la justicia electoral.

Durante el evento, que se realizó de manera virtual, se presentó la segunda etapa de esta competencia organizada por el Tribunal Electoral y la Escuela de Gobierno y Transformación Pública, del Tecnológico de Monterrey, la cual estuvo abierta a todo el público interesado y cuyos resultados finales se darán a conocer en el micrositio de transparencia del máximo órgano jurisdiccional electoral, en diciembre próximo. El jurado hizo revisión de los 10 trabajos finalistas y determinarán aquellos que llegarán al proceso final.

El magistrado presidente del Tribunal Electoral, Reyes Rodríguez Mondragón, destacó que la transparencia y la rendición de cuentas son principios democráticos fundamentales que deben guiar la acción de todas las instituciones públicas.

La transición democrática en México que inició hace tres décadas, mencionó, permitió pasar de un sistema oscuro y cerrado a uno abierto de pesos y contrapesos, lo que ha significado un paso gradual y continuo hacia este sistema de gobierno, con el propósito de que las instituciones den cuenta de su actuar a la ciudadanía y respondan por sus acciones.  También subrayó que en el TEPJF se impulsan políticas de justicia abierta para atender las demandas ciudadanas de transparencia, participación y colaboración.

Por su parte, el magistrado de la Sala Superior, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, señaló que el concurso permite mostrar a la ciudadanía que el TEPJF es un organismo que contribuye al sostenimiento del Estado democrático de derecho y que genera una adecuada gobernanza en la que se contempla a la sociedad como pilar fundamental de la vida institucional. La importancia del certamen añadió, radica en la necesidad de conocer, mediante los ensayos finalistas, la percepción plural que se tiene sobre tema relevantes del sistema constitucional, lo cual aportará al Tribunal Electoral una visión más amplia en la toma de decisiones.

Agregó que el TEPJF tiene un claro compromiso constitucional con la impartición de justicia abierta y transparente, además de que es una institución comprometida para que la sociedad conozca cuáles son las actividades que se desarrollan. Muestra de ello, detalló el magistrado Fuentes Barrera, es que se ha innovado en la manera como las personas pueden acceder al conocimiento de las actividades jurídicas del TEPJF, con la implementación de herramientas tecnológicas, como el juicio en línea y el seguimiento de expedientes electrónico, además de que en el área administrativa ha implementado acciones de transparencia para acercar a la sociedad la labor que se realiza.

En su momento, el Decano Interino de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública y Decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, del Tecnológico de Monterrey, Alejandro Poiré Romero, indicó que la trasparencia y la justicia son de gran importancia en la construcción de la democracia. El compromiso democrático, manifestó, es una tarea inacabada y permanente; en ese sentido, expuso que desde la academia se puede tener una incidencia mayor en esa tarea, además de que se influye en las capacidades analíticas de las y los jóvenes.

Durante la presentación de trabajos, también estuvieron presentes integrantes de jurado calificador: Claudia Zavala Pérez, consejera del Instituto Nacional Electoral; Josefina Cortés Campos, profesora-investigadora de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey; Giovanna Valenti Nigrini, profesora-investigadora de la UAM-Xochimilco y de Flacso, y Rafael Rubio, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, España.