La transformación sindical tiene rostro de mujer

Nacional

Construir la paz y erradicar la violencia contra las mujeres es una tarea que no puede esperar, advirtió el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, durante la toma de protesta de la Red de Mujeres Trabajadoras de la Educación de la Sección 11 del SNTE, que se integra a la Red de Mujeres Constructoras de Paz (MUCPAZ).

La ceremonia contó con la participación de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, quien tomó protesta a este grupo de mujeres sindicalistas, que se encargará de asesorar a las compañeras que sufren maltrato laboral, familiar o de pareja, así como canalizarlas a las instancias correspondientes.

El maestro Cepeda Salas expresó que “la ausencia de paz es conflicto, inseguridad, violencia, discriminación, exclusión. En las sociedades democráticas, construir la paz debe ser una prioridad, tomando en cuenta que el objetivo central radica en garantizar la convivencia armónica de la sociedad”.

Subrayó que la construcción de la paz es un objetivo largo y complejo, pero alcanzable si se trabaja en conjunto entre autoridades, organizaciones sindicales y sociales, así como entre todos quienes aspiran vivir en una sociedad sin violencia. “Uno de los factores de éxito radica en reconocer que, sin la participación comprometida de los principales agentes de cambio social, que son las mujeres, ninguna estrategia de construcción de paz puede ser viable y obtener los resultados esperados”.

El dirigente nacional del magisterio adelantó que este grupo de trabajadoras de la educación es el primero de una red que se ampliará a todo el país para contribuir, desde el espacio educativo, laboral y sindical, a que las mujeres se sientan seguras, ya que la construcción de la paz es uno de los procesos más urgentes en el mundo contemporáneo.

En su intervención, la secretaria Rosa Icela Rodríguez, quien dijo ser “orgullosa hija de maestros”, manifestó la importancia de que mujeres trabajadoras de la educación “encaminen, aconsejen a quienes lo necesiten” y contribuyan a promover la igualdad, detectar problemáticas de sus comunidades, además de proponer soluciones.

La funcionaria celebró la conformación de esta Red, que se suma a las mil 251 que hay en México, porque, explicó, que cuando se fortalecen los liderazgos de las mujeres, “se transforman las familias, las comunidades y los territorios. Esto es el impulso para la transformación de la vida pública del país”.

Asimismo, reconoció el trabajo del maestro Alfonso Cepeda Salas al frente del SNTE. “Tienen un líder de primera, un gran liderazgo en un gran sindicato, pero además muy buena persona, muy preparado, fuerte en las negociaciones”.

En tanto, el profesor Emilio Ortiz Amaro, secretario general de la Sección 11, resaltó que las mujeres que hoy tomaron protesta no sólo asumen el compromiso de ser agentes activas en la lucha por los derechos y el bienestar de las mujeres en el ámbito educativo, sino que también se comprometen con la construcción de la paz en nuestra sociedad, así como la prevención de la violencia.

“Tengo la certeza de que la paz no es sólo la ausencia de conflictos, sino la presencia de condiciones que fomentan el respeto, la equidad y la justicia. Al unir fuerzas, estamos tejiendo redes que van más allá de las fronteras institucionales, conectando a mujeres comprometidas con la causa de la paz desde diferentes ámbitos y siendo nosotros, los varones, aliados para fortalecerla”, afirmó.

Por su parte, la coordinadora general y fundadora de la Red de Mujeres Trabajadoras de la Educación de la Sección 11 del SNTE, Elvia Ramírez Quiroz, agradeció a los invitados su presencia en el evento. “Nos da la confianza de que con su apoyo lograremos nuestro objetivo de construir más espacios libres de violencia en nuestro entorno laboral y dar la adecuada atención y asesoría para erradicar la violencia laboral, la política o sindical y la de género; pero también nos obliga a hacer nuestro trabajo con mucha responsabilidad y profesionalismo. Hoy es tiempo de mujeres, y como dice nuestro lema: la transformación sindical tiene rostro de mujer”.

En su participación, Javier Tapia Santoyo, secretario de Administración del Instituto Politécnico Nacional, quien acudió en representación del director general, Arturo Reyes Sandoval, refrendó el compromiso y la convicción de esa casa de estudios “para trabajar junto con esta red, junto con las politécnicas y con los politécnicos para construir la paz y seguir abonando, construyendo toda esta estrategia de cero tolerancia, cero impunidad y, cero acoso y hostigamiento”.

También destacó que en el Politécnico más del 60 por ciento de docentes y directivos son mujeres.

La Sección 11 del SNTE está integrada por Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación. A nombre de ellos, el secretario general del SNTE envió un saludo y agradecimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador por reivindicar los derechos de estos trabajadores, que eran los más desprotegidos en materia salarial y que en los últimos años han alcanzado ingresos dignos.