Con la pandemia aun fuertemente presente en nuestras vidas, la sostenibilidad es cada vez más un tema clave para apoyar el crecimiento de la industria de bienes de consumo masivo y su contribución a la sociedad a nivel mundial.

A pesar de la conmoción causada por la COVID-19 y de la desaceleración económica, la sostenibilidad no ha desaparecido de la mente de las personas, sino que pasó justamente lo contrario. El estudio de Kantar, WhoCares, Who Does?, revela las actitudes y acciones que los consumidores están llevando a cabo para cuidar el medio ambiente en este contexto complejo a nivel global.

“Sabemos que la COVID-19 generó cambios al momento de comprar. Como una nueva tendencia, detectamos el crecimiento de 4 puntos porcentuales sobre las preocupaciones por los alimentos: específicamente con la escasez y la seguridad de estos. También observamos un impacto en cuanto a la lectura de etiquetas en las tiendas. Los consumidores revisan menos la cantidad de calorías, azúcar y grasa de los productos; esto se adjudica a que es por la tendencia a buscar confort en bienes de indulgencia y a la preocupación por no contaminarse”, Kesley Gomes, Latam Solution Director, LinkQ de Kantar.

A pesar del contexto, los consumidores siguen siendo responsables. Hemos registrado que las personas revelaron más compromiso para fijarse que las etiquetas muestren controles de calidad y que el empaque fuese reciclable, con un incremento de un 3% y un 4% respectivamente.

En este estudio también se da a conocer cómo la sostenibilidad incluso ha ganado importancia en el mundo con la pandemia, generando consumidores más comprometidos: marcando un aumento de 4% en Eco-Actives y una disminución de un 8% en Eco-Dismissers, los no ecológicos. La Eco-segmentación creada por Kantar se basa en la frecuencia de las acciones cotidianas para reducir el daño ambiental.

Los Eco-Actives también son más conscientes de la importancia de la salud que otros grupos, eligiendo productos con beneficios adicionales, como vitaminas. En países como Reino Unido, se observa que las marcas de alimentos de mayor elección tienen credenciales sostenibles. En Brasil, a partir de un estudio especial, pudimos comprender que un 27% de las personas considera comprar más alimentos saludables y nutritivos durante la pandemia.

“La industria de FMCG necesita seguir buscando soluciones para hacer que la sociedad sea más saludable. Es importante analizar los cambios en la forma de consumir que se dan actualmente e identificar las nuevas oportunidades que se presentan en el escenario actual para ser más sostenible”, Kesley Gomes de Kantar.

Para más detalles de este estudio puedes consultarlo aquí: Who Cares, Who Does? 2020

Artículo anteriorDa inicio la licitación para el proyecto “Distrito Creativo Guadalajara» de CCD
Artículo siguienteMéxico, Brasil, Perú, Uruguay y Chile inscriben sitios en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO