La RELE condena uso de armas de fuego contra una protesta en Haití que derivó en la muerte de un periodista y varias personas heridas

Internacional

Washington, D.C. – La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena los ataques con armas de fuego contra una protesta en Puerto Príncipe, Haití. Como consecuencia de los disparos un periodista falleció y otros dos periodistas resultaron heridos. La Relatoría urge una investigación pronta y efectiva de los hechos y la sanción de los responsables, además de que el Estado respecte y garantice el derecho a la protesta.

De acuerdo con la información disponible, agentes policiales habrían abierto fuego desde un vehículo de la policía nacional contra personas que se manifestaban por el aumento del salario mínimo en Haití en la mañana del 23 de febrero de 2022 en Puerto Príncipe, capital del país. En los sucesos, tres periodistas habrían sido impactados por los disparos de arma de fuego: Maxihen Lazzare, de Roi des Infos; Sony Laurore, de Laurore News TV; e Yves Moise, de Radio RCH 2000. Maxihen Lazzare falleció poco después en un hospital de la capital, víctima de graves heridas provocadas por los proyectiles. Asimismo, se reporta que al menos otra persona que participaba de las protestas habría sido herida por los disparos.

La Policía Nacional del Haití calificó los hechos como un «incidente lamentable» e informó que había tomado conocimiento de que dos agentes policiales estarían vinculados a los disparos indicando a través de comunicado público que la Dirección Central de la Policía Judiciaria y que la Inspección Generale ya abrieron investigaciones para esclarecer los hechos. De igual forma, el primero ministro Ariel Henry manifestó su rechazo calificando los hechos como «brutales actos», condenó la violencia contra la manifestación y recordó que es rol del Poder Público garantizar la libertad de manifestación.

El Estado tiene el deber de respetar y garantizar el ejercicio de la protesta social pacífica por parte de la ciudadanía, la cual es considerada una herramienta fundamental en la defensa de la democracia y de los derechos humanos. En este contexto, la protección del derecho a la libertad de expresión protege el derecho de registrar y difundir cualquier incidente y las autoridades deben aseguren las condiciones necesarias para que los y las periodistas puedan cubrir hechos de notorio interés público, como los referidos a las protestas sociales, dado el rol esencial de la prensa para que la ciudadanía acceda a la información.

Asimismo, tal como ha señalado la Relatoría en el informe Protesta y Derechos Humanos, el uso de la fuerza policial es excepcional y, dentro de este marco, debe satisfacer los principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad. No existen supuestos que habiliten el uso de la fuerza letal para que se dispare indiscriminadamente a la multitud que protesta.

La Relatoría urge que el Estado actúe en conformidad a estos deberes y en consecuencia respete, proteja y garantice el derecho a la protesta pacífica en Haití. Además, esta Oficina reitera el deber del estado investigar, juzgar a los responsables.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y el desarrollo del sistema democrático.