Para México es relevante que la farmacia dejara de ser una disciplina técnica y se reintegrara como una profesión científica, luego de que el Senado de la República reformó en diciembre pasado el primer párrafo del artículo 79 de la Ley General de Salud, declaró hoy la doctora Patricia Aceves Pastrana, ex rectora e investigadora de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En la charla inaugural del VII Congreso de Historiadores de las ciencias y las humanidades refirió que 80 por ciento de las farmacias de primera, segunda y tercera clases están en manos de personas que no son farmacéuticos, por lo que apenas se está formando el nuevo profesional en la materia.

“Hasta el momento no hay algún químico farmacéutico ni farmacéuticos en la Secretaría de Salud, tampoco hay plazas y el personal está como técnico, con un salario inferior”; la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) carece de este especialista para hablar del control de riesgos de los medicamentos.

En su conferencia La historia de la ciencia y sus públicos: el caso de la historia de la farmacia explicó que el Colegio de Química Farmacéutico Biológica (QFB) y la Academia de Farmacias enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador para solicitar la participación de expertos del medicamento en el sector en la toma de decisiones respecto de la situación del COVID-19 en el país.

La alcaldesa de Tlalpan expuso que las especialidades farmacéuticas en el cambio del siglo XIX al XX sufrieron un periodo de crisis ante los medicamentos industriales; una legislación inadecuada; competencia desleal, y falta de alumnos, todo lo cual provocó que fuera considerada una profesión de segunda.

Hasta 1973, el Código Sanitario prohibió por primera vez el ejercicio de las actividades sanitarias sin la posesión de un título legalmente reconocido por la Secretaría de Educación Pública y de un registro sanitario gestionado por la Secretaría de Salubridad y Asistencia.

Sin embargo, en 1984 la Ley General de Salud, en su artículo 79, eliminó la farmacia como una profesión científica de la salud y fue en 2018 cuando la Cámara de Diputados aprobó el decreto para reformar el primer párrafo.

El Congreso fue realizado este día en la Casa de la Primera Imprenta de América de la UAM, en cuyo acto inaugural estuvieron presentes los doctores Rodrigo Díaz Cruz, rector de la Unidad Iztapalapa; Martha Ortega Soto, profesora investigadora del Departamento de Filosofía de dicha sede académica, y Miguel García Murcia y Lucero Morelos Rodríguez, presidente e integrante, respectivamente, de la Asociación de Historiadores de las Ciencias y Humanidades A.C.

El Congreso surgió con la “vocación de esclarecer, antes que productos acabados o resultados claramente definidos, los procesos de producción del conocimiento científico, los saberes humanísticos y el arte, en tanto acciones humanas individuales y colectivas”, expresó el doctor Díaz Cruz.

Las actividades continuarán hasta el viernes 13 de marzo en el edificio “H” de la Unidad Iztapalapa.