Principal Electoral La Reforma Electoral debe tener visión de Estado y no de gobierno:...

La Reforma Electoral debe tener visión de Estado y no de gobierno: Ruiz Massieu

130
Compartir

En el objetivo de lograr la austeridad en el sistema electoral debemos “evitar involuciones o regresiones”, ya que se corre el riesgo de que “una austeridad, impuesta a rajatabla genere centralizaciones antidemocráticas”, advirtió la Presidenta del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu, al tiempo de señalar que la Reforma Electoral debe tener visión de Estado, no de gobierno.
Al participar en los Foros de Parlamento Abierto para el Análisis y Discusión de la Reforma Electoral, efectuados en la Cámara de Diputados, añadió que también esa intención de la austeridad puede motivar perjuicios graves a la ciudadanía.
La dirigente priista advirtió del riesgo de generar regresiones importantes para la democracia al permitir la injerencia del Poder Ejecutivo, de cualquier nivel, que subvierten al sistema representativo, como es el caso de la consulta popular, la Revocación de Mandato, que no empoderan al ciudadano.
“Entones, austeridad sí, siempre y cuando no ponga en riesgo el pluralismo democrático, la representación de la ciudadanía, como ha mandato el pueblo mexicano en su Constitución, la autonomía de las instituciones, en este caso electorales del Estado mexicano, el empoderamiento de los ciudadanos y, por supuesto, la gobernabilidad democrática de nuestro país”, aseveró Ruiz Massieu.
En su ponencia -que formó parte de la mesa de análisis Obligaciones de Partidos-, la Presidenta del PRI aseveró que las diversas reformas electorales que se han impulsado en México han tenido un objetivo y en el 2019, con las modificaciones que busca el partido en el gobierno, también debe tener un propósito claro, ya que no es amplio y compartido que amerite abordarlo.
Ruiz Massieu sostuvo que para llevar a cabo una reforma en materia político-electoral es necesario considerar los principios democráticos, la construcción de consensos y una aproximación integral, pues “si queremos una democracia más austera, que siga siendo eficiente, de calidad, y no subvierta los principios democráticos, necesitamos aproximarnos de manera integral”, toda vez que no sólo es reduciendo el 50 por ciento el financiamiento de los partidos políticos o eliminando los Organismos Públicos Locales o consejeros del INE.
Consideró que es fundamental en el sistema electoral, entender la labor de las diversas instituciones, evaluar la eficiencia de sus funciones y resultados, a fin de identificar las áreas de oportunidad sin alterar el equilibrio democrático y su eficiencia y autonomía.
Ruiz Massieu dejó en claro que para el PRI, la reducción de diputados plurinominales implicaría una regresión, un riesgo de sobrerrepresentación de las mayorías electorales; replantear la fórmula de asignar los recursos públicos a los partidos políticos donde el 50 por ciento sea equitativo y el resto corresponda al resultado electoral, además de cambiar el tope de recursos privados que pueden recibir los institutos políticos bajo una estricta fiscalización y transparencia.
En el tema de la reducción o eliminación de los consejeros electorales u de los Oples, Ruiz Massieu dijo que hay el riesgo de subvertir el sistema federal, y propuso evaluar sus funciones, eficiencia, el dinero público que reciben, reducir duplicidades. Además, se pronunció en favor revisar el número de magistrados locales con criterios demográficos y geográficos que atiendan a la realidad, complejidad y pluralidad política que cada tribunal local atiende.
Durante la sesión de hoy de dichos foros, participaron los dirigentes nacionales de los diversos partidos políticos en México, y se contó con la presencia del presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.