La pobreza se duplica en Cuba desde enero y la mayoría cree que se agravarán sus condiciones de vida, denuncia un estudio del OCDH

MADRID.- En los primeros seis meses de 2020 las familias cubanas agudizaron su situación de pobreza al caer drásticamente el nivel de vida, de acuerdo con los datos del Tercer Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba, presentado este miércoles en Madrid.

La encuesta revela que el 21% de las familias cubanas vive con menos de 20 dólares al mes, casi el doble de lo registrado en enero (11%). El 24% vive con entre 20-40 dólares mensuales, y el 19% con entre 41 y 100. Considerando una media de 3 personas por hogar, el 64% de los cubanos viven con menos de 1.11 USD por día.

“La pandemia de Covid-19 ha afectado a Cuba, como a prácticamente todos los países del mundo. Sin embargo, en el caso cubano, el aumento exponencial de la pobreza se debe a una fallida política económica y a la ausencia de reformas estructurales. Además, la venta de productos de primera necesidad en dólares americanos ha provocado que dicha moneda haya aumentado su valor con respecto al peso cubano (CUP) y al llamado peso convertible (CUC). Ello ha implicado una significativa devaluación de la moneda nacional, en la que cobran los asalariados y jubilados”, explicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio cubano de Derechos Humanos (OCDH), organizador del estudio.

Al igual que los otros dos informes, el Observatorio de Derechos Sociales analiza ocho derechos fundamentales,  donde los datos revelan  que:

El 77% de los cubanos manifiesta una situación de escasez severa o moderada. El 42% afirma tener “problemas incluso para comprar lo más esencial para sobrevivir”.

Para seis de cada diez familias, los alimentos de la libreta de racionamiento cubren sólo entre cinco y diez días al mes. Más del 70% indica que hubo escasez de alimentos básicos en los últimos tres meses.

El 67% califica su alimentación familiar como deficiente.

El 76% califica entre regular y muy malo el “abastecimiento de material médico e insumos hospitalarios”.

El 75% de los cubanos que necesitaron medicamentos, no pudo conseguirlo en la farmacia

El 68% de los cubanos considera que hay adoctrinamiento en el sistema educativo.

El 83% de los cubanos no cuenta con agua potable permanente. En enero de 2020, el 21% de los hogares tenía agua permanente, pero en agosto la cifra baja hasta el 14%.

En cuanto a la valoración del Sistema Educativo, uno de cada dos cubanos considera de regular a mala o muy mala la calidad de las instalaciones.

El 46% de las familias necesitan que su vivienda sea reparada. El 11% habita en viviendas en peligro de derrumbe.

El estudio confirma la crítica situación en la que se encuentran los ancianos (adultos mayores de 70 años), respecto a sus derechos sociales. Un 52% de los ancianos registra la falta de alguna comida. Los adultos que indican “problemas para comprar lo más esencial para sobrevivir” se incrementan del 59% al 64% en seis meses.

El pesimismo es preponderante en la mayoría de los cubanos. El 70% considera que empeorarán las condiciones para conseguir alimentos y medicamentos. Seis de cada diez personas opinan que empeorará la situación de sus ingresos.

La encuesta fue realizada a nivel nacional, en las regiones occidental, central y oriental. El trabajo de campo tuvo en cuenta 1.249 entrevistas presenciales (cara a cara, con protocolos específicos de seguridad y protección sanitarias), asistidas por herramientas digitales, entre el 17 de julio y el 10 de agosto de 2020.

En la presentación del informe, moderada por Lázaro Chirino, periodista de CiberCuba, participaron John Barsa, administrador interino de la USAID; Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH; Daily Coro, doctora cubana; Katya Rimkunas, sub-directora para América Latina y el Caribe del Instituto Republicano Internacional (IRI); Laura Tedesco, Dra. en Ciencia Política y profesora en el campus de Madrid de la Universidad de Saint Louis; y Yaxys Cires, director de Estrategia del OCDH.