El número de niños que viven en una situación de pobreza multidimensional se ha disparado un 15%, hasta alcanzar aproximadamente los 1200 millones. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia conmemora un Día Mundial de los Niños marcado por la pandemia y recuerda a los Gobiernos que deben protegerlos.

En el Día Mundial de los Niños, que este año está inevitablemente marcado por la pandemia de COVID-19 y la crisis socioeconómica, UNICEF hace un llamamiento a los gobiernos para que tomen todas las medidas necesarias para evitar mayores consecuencias sobre la salud, la educación, la nutrición y el bienestar de todos los niños.

Desde UNICEF recuerdan que el número de niños que viven en una situación de pobreza multidimensional se ha disparado un 15%, hasta alcanzar aproximadamente los 1200 millones; al menos 24 millones de niños corren el riesgo de abandonar la escuela; y miles más podrían morir cada día si la pandemia sigue debilitando los sistemas de salud.

La restricción del movimiento y el cierre de escuelas también han aislado a los niños de sus maestros, sus amigos y sus comunidades, dejándolos más expuestos a la violencia, el abuso y la explotación.

“Este año ha cambiado la vida de toda una generación de niños y jóvenes”, asegura la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Pese a ello, considera que se puede extraer una dosis de esperanza e inspiración de todos los avances que se están consiguiendo para responder a la COVID-19 y reimaginar sistemas más resistentes para el futuro.

Lo que debería cambiar

“Desde el aprendizaje a distancia a través de la tecnología, pasando por la creación de sistemas más sólidos de salud, nutrición y agua y saneamiento basado en la comunidad, hasta el suministro equitativo de una eventual vacuna contra la COVID-19 a través del servicio COVAX, tenemos muchas razones para mirar hacia 2021 con un renovado sentimiento de optimismo. En este Día Mundial de los Niños, hacemos un llamamiento a la comunidad mundial para que nos ayude a mantener viva esta esperanza al lado de los niños y los jóvenes en esta hora de necesidad”, expresó Fore.

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado que “aunque los niños corren menos riesgo de contraer la enfermedad grave de COVID, los niños han sufrido la pandemia de muchas formas”.

Tedros se hacía así eco del reciente informe de UNICEF Evitar la generación perdida del COVID-19 en el que se describe de manera exhaustiva las graves y crecientes consecuencias para los niños a medida que avanza la pandemia.

El documento demuestra que, si bien los síntomas entre los menores infectados siguen siendo leves, las infecciones están aumentando y el impacto a largo plazo en la educación, la nutrición y el bienestar de toda una generación de niños y jóvenes puede alterar la vida.

“Nuestra respuesta a la pandemia y la forma en que nos recuperemos de ella moldeará el mundo en el que crecerán nuestros hijos. Eso hace que sea aún más importante luchar contra la pandemia con todas las herramientas a nuestra disposición, para salvar vidas ahora y darles a nuestros niños un futuro mejor”, señaló Tedros.

En el Día Mundial de los Niños, que se celebra cada 20 de noviembre, UNICEF ha querido cederles todo el protagonismo a través de diferentes acciones durante toda esta semana, especialmente el viernes. Por ejemplo, ha dado la palabra a los más jóvenes para saber cómo quieren que sea su futuro y el cantante español Alejandro Sanz ha mantenido una charla con jóvenes activistas por el cambio climático.